Joseph tkach 10 15

¿No es natural creer en Dios? Los  ateos  afirman  con  confianza que el ateísmo es la única posición lógica y natural para el ser humano, a menos que su mente haya sido contaminada al ser expuesta a la religión.

Richard Dawkins en su libro, The God Delusion-La Ilusión de Dios, escribe: “Vosotros cristianos rechazais todos los dioses de la historia excepto uno, nosotros los ateos solo negamos un dios más”.

Parece que él cree que eso nos convencerá para estar de acuerdo con su punto de vista. Después de todo, nosotros rechazamos a Asterot, Moloc, Isis y Osiris, a Zeus o Júpiter, a Vishnu y Krishna así que, ¿no es lógico rechazar también al Dios en el que creemos?

Ravi Zacharias ha señalado el fallo en esta línea de razonamiento. Mostró cómo el argumento de Dawkins equivale a decir que cuando uno considera los matrimonios de otras personas, entonces puede concluir que el matrimonio es ilógico y artificial. Y por lo tanto uno debe rechazar también a la persona que ha elegido, y con la que se ha comprometido, y convertirse en célibe.

Pero, obviamente, eso es ridículo, la diferencia entre el celibato y la monogamia no es meramente un asunto de números. Virtualmente son posiciones opuestas.

El razonamiento del profesor Dawkin es obviamente inconsistente e ilógico.

Me entristece que la fe en Dios de las personas pueda ser minada por esta clase de razonamientos falsos. A las ideas de ateístas como el profesor Dawkins se les da una extensa cobertura y publicidad. Pero la situación no es la misma cuando se trata de dar a conocer  la  evidencia que  contradice sus ideas y razonamientos.

Por ejemplo, quizás no hayas oído de la investigación de la psicóloga Olivera Petrovich. Ella ha encontrado evidencia empírica por la que los niños, lejos de tener una proclividad natural hacia el ateísmo, parece que se inclinan naturalmente a creer en alguna clase de Dios. Su investigación puede ilustrarse por la experiencia de Helen Keller, quien quedó ciega y muda cuando tenía solo unos meses.

[pullquote]“Yo siempre supe que él estaba allí, pero ¡no conocía su nombre!”[/pullquote]

Helen quedó cortada de toda clase de contactos normales, hasta que una dedicada maestra, Annie Sullivan, desbloqueó su mente. Helen creció hasta convertirse en una escritora y oradora llena de talento, y también en una  cristiana.  Escribiendo  sobre  su comprensión  de  Dios  durante  sus años de infancia en silencio y obscuridad, Helen escribió: “Yo siempre supe que él estaba allí, pero ¡no conocía su nombre!”

Así que ya ves, la idea de que el ateísmo es nuestra tendencia natural por defecto, y que una creencia en Dios es lo anormal, no es verdad.

La  Biblia  nos  advierte  a  no  ser desviados por “fábulas artificiosas” (2 Pedro 1:16). Los argumentos basados en  una  lógica  errada  y  artificial  no son una amenaza para la fe genuina.

Recuerda,   los   ateos   deben   de hacer más que solo alimentar dudas . Deben dar pruebas de que Dios no existe. No lo han hecho, porque no pueden. Y no podrán.


Este artículo fue publicado en Icon of Revista Verdad y Vida OCT-DIC 2015 Leer fácil Revista Verdad y Vida OCT-DIC 2015 Leer fácil pdf [1102 descargas 2.6 MB]

Contenido:

Joseph tkach 10 15

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.