14780166052 b207688c89 paz 1914

¿Alguna vez has visto el concurso Miss Universo? Durante el show, el anfitrión le pregunta a cada participante lo que más desearía. Casi siempre las concursantes responden: «paz mundial». Sucede tan a menudo que esta respuesta se ha convertido en una frase trillada.

Pero, ¿es la paz mundial realmente una idea inalcanzable? Me gustaría decir: «¡No con Cristo!»

PAZ 1914 photoEl día de Navidad de 1914, en el apogeo de la Primera Guerra Mundial, los soldados británicos y alemanes depusieron las armas y se reunieron en el centro de la «tierra de nadie». Ellos intercambiaron regalos, cantaron villancicos e incluso jugaron un improvisado partido de fútbol. Por un momento en el tiempo, esta celebración de la encarnación de Cristo unió a los enemigos.

Pero eso no debería ser sorprendente.

Isaías escribió acerca de esto más de 700 años antes del nacimiento de Cristo en su más famoso pasaje: «Porque nos ha nacido un niño, se nos ha dado un hijo, y el principado sobre su hombro. Y será llamado su nombre Admirable Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz « (Isaías 9:6). Cristo tomó la forma de hombre para traer paz a la humanidad. El Profeta nos sigue diciendo: «La grandeza de su imperio y la paz no tendrá fin» (Isaías 9:7) ¿Puedes imaginar cómo sería la “paz sin fin»?

Creo que se nos hace difícil imaginarla, especialmente cuando vemos el mundo que nos rodea. Todos los días nos bombardean con noticias sobre las guerras civiles, el hambre y las enfermedades. Agrégale a esto el estrés que experimentamos en nuestras interacciones personales en el trabajo y en nuestras casas, y comenzarás a ver el mundo tal como Jeremías lo vió hace mucho tiempo: «Y curan la herida de mi pueblo superficialmente, diciendo: Paz, paz; «Pero no hay paz» (Jeremías 6:14).

Pero yo quiero ver lo que Cristo dijo a sus discípulos: «La paz les dejo, Mi paz les doy; no se la doy a ustedes como el mundo la da. No se turbe su corazón ni tenga miedo» (Juan 14:27). Jesús se compromete a establecer la paz. Su promesa trae paz verdadera aquí y ahora, con destellos de su cumplimiento brillando en el mundo como estrellas que iluminan la noche más oscura.

Durante este tiempo de Adviento a medida que avanzamos hacia la celebración del nacimiento de Cristo, quiero desearte personalmente: «la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento» (Filipenses 4:7).

Soy Joseph Tkach, hablando de la VIDA.


HABLANDO DE LA VIDA EN ADVIENTO

  1. ESPERANZA [Hablando de la Vida en Adviento]
  2. AMOR [Hablando de la VIDA en Adviento]
  3. ALEGRÍA [Hablando de la Vida en Adviento]
  4. PAZ [Hablando de la Vida en Adviento]

Foto por Internet Archive Book Images

Foto por Internet Archive Book Images

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.