Hablando del Amor en Adviento

Durante las últimas semanas, hemos estado hablando sobre Adviento. Primero vimos cómo los profetas esperaban al Mesías. Luego hablamos de la paz que Él traería. Y la semana pasada, hablamos de la alegría que los pastores experimentaron ante el hecho de la encarnación. Hoy quiero que hablemos sobre nuestra respuesta ante ese hecho milagroso .

Cuando mis hijos eran niños, todas las noches colocábamos adornos en el árbol hasta que llegaba Navidad. Esa noche mis hijos se lanzaban a abrir los regalos. Cada vez que habrían uno su alegría crecía más y más. Al final se nos lanzaban a mi esposa y a mí y ¡nos llenaban de abrazos!

Dar y recibir regalos siempre ha sido una forma de expresar nuestro amor por los demás. Y en la Biblia vemos que Dios hace lo mismo. En el evangelio de Mateo, Jesús dice a sus discípulos:

«Pues si ustedes aún siendo malos saben dar cosas buenas a sus hijos, ¿cuánto más su Padre que está en el cielo dará cosas buenas a los que le pidan» (Mateo 7:11).

Pero la Navidad no es simplemente que Dios nos de un buen regalo. ¡El nacimiento de Cristo es el regalo más grande que jamás se haya dado!

Juan escribió :

«Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en Él no se pierda, sino que tenga vida eterna. Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo por medio de Él» (Juan 3:16-17).

¿Nota lo que dice? Dice que Dios nos amó tanto que nos dio un regalo que nos pone en comunión con él.

Pero, ¿cómo quiere Dios que respondamos a ese regalo?

La respuesta tiene que ver con el concepto de participación. Cristo nos ha sacado de la oscuridad a la luz. Y a través de esta relación, una relación con Cristo, somos santificados, transformados, llegando a ser más como Cristo. Sabemos que Dios es amor, y su propósito es perfeccionar todas las cosas, así que cuando recibimos ese regalo, nuestra respuesta natural es amar a los demás. 1 Juan 4:19 lo resume así: » Nosotros amamos, porque él nos amó primero.»

En esta Navidad, la Comunión de Gracia Internacional desea a usted y a su familia los dones de la esperanza, la paz, la alegría y el amor. Y el año entrante esperamos que continúe junto con nosotros respondiendo a ese regalo y participando en Cristo.

Les habló Joseph Tkach, en Hablando de la VIDA.


HABLANDO DE LA VIDA EN ADVIENTO

  1. Hablando de la Esperanza en Adviento
  2. Hablando del Amor en Adviento
  3. Hablando de la Alegría en Adviento
  4. Hablando de la Paz en Adviento

{wpdm_category=hablando-de-la-vida}


 

 

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.