Paulina de Barrero

Cada persona es el resultado de una serie de circunstancias a las cuales ha estado expuesto. Así pues, la mujer es el resultado de la cultura, el medio ambiente, la religión, la educación que recibió, el hogar donde creció, etc. Tarde que temprano, llega el momento en el que tiene que decidir, qué va a hacer de su vida. Qué camino va a seguir.

Una de las claves importantes en nuestra vida es CRECER!, Es mantener una actitud de aprender durante toda la vida. Crecer va de la mano con cambiar. Hoy aprendo algo y actúo de manera diferente a como lo hacía antes porque he aprendido. Cuando tiene esta actitud, los libros que llegan, los comentarios y aún las vivencias de otras personas le estarán enseñando constantemente. Jesucristo nos dio el ejemplo de crecer. En Lucas 2:52 dice “Jesús siguió creciendo en sabiduría y estatura, y cada vez más gozaba del favor de Dios y de toda la gente”

En su libro Enseñando para cambiar vidas, el Dr. Howard Hendricks, dice “cuando una persona deja de crecer se vuelve como un pozo de agua estancada”. [Howard Hendricks, Enseñando para cambiar vidas, pág. 16] ¿Quién desea tomar agua de un pozo donde el agua se ha estancado? El agua de un pozo estancado empieza a oler mal, a morir lentamente y se convierte en agua dañina, para la salud. Las mujeres, debemos ser siempre pozos de aguas saludables, de agua que fluye constantemente. Esto se consigue si mantenemos la actitud de crecer durante toda la vida, no nos estancaremos. Estaremos mejorando, dando vida, proveyendo alegría.

¿Cómo edificarse a sí misma? He aquí unos pequeños puntos:

  • Una mujer que crece es aquella que busca primero que todo tener una relación con Dios para encontrar identidad en Él. Es en Dios en quien encontramos estabilidad emocional, espiritual y aún física.

  • Una mujer que crece, es una mujer que está mirando qué cualidades o dones Dios le ha dado. Una vez que los identifica, puede dedicarles tiempo para desarrollarlos y servir de esta manera.

  • Una mujer que crece, es una mujer que se conoce así misma, que identifica cuál es su temperamento, lo estudia y aprende a sacar provecho de sus puntos fuertes y fortalece sus puntos débiles.

  • Una mujer que crece, mantiene cuidado de su presentación personal, se mantiene siempre bien arreglada, limpia y oliendo bien. Esto la anima en su actitud de mejorar cada día.. Aprende a conocer qué alimentos le hacen bien y además hace ejercicio para mantener su cuerpo y su salud.

· Tener buenas amistades, es saludable ya que nos ayudan a crecer y a desarrollar puntos que nosotras mismas no tenemos en cuenta. Es importante también tener de quién aprender.

Cuando una mujer está creciendo constantemente en todo aspecto, está edificándose a sí misma. Edificar requiere de tiempo, de esfuerzo y perseverancia.

One thought on “La mujer que se edifica a si misma

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.