El yugo de Jesús

El yugo de Jesús

REFLEXIONES TRINITARIAS Por Rubén Ramírez Monteclaro Hay momentos en la vida (y no pocos) en los que nos sentimos agobiados y cansados por lo que estamos viviendo. Cuando experimentamos esta sensación de frustración, a veces nuestro yo emocional se defiende mandándonos señales de malestar físico, de patologías que no existen, de enojo, de ira que […]

Esperanza de redención

Esperanza de redención

Cuando sentimos que nuestro mundo se encuentra en tinieblas y en desesperación, tendemos a buscar un consuelo en la tribulación porque es cuando nos damos cuenta de lo frágiles y débiles que somos ante lo que no está en nuestras manos solucionar. Generalmente dirigimos literalmente la mirada hacia lo alto en busca de una solución misericordiosa porque eso es lo que necesitamos, que alguien se compadezca de nosotros en nuestra situación.

Niégate a ti mismo, toma tu cruz y sígueme

Niégate a ti mismo, toma tu cruz y sígueme

Lo invito a decirle a Cristo: “Espérame, te estoy siguiendo”. Esto le causará el mayor gozo al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo; y harán fiesta en el cielo y lo más significativo, nosotros somos los invitados de honor ya que somos la novia del Rey y después de la fiesta, viviremos un matrimonio eterno. Dando, recibiendo y viviendo una vida de amor, gozo y alabanza, tal como nuestro amoroso Dios lo merece.