3ca27db220d850e6 640 halloween

por Linda Rex

flash photoEsta semana vi un par de episodios de la nueva serie Flash. Este joven está muy ocupado en su vida, enfrentando la pérdida y el dolor, cuando se ve atrapado en una historia que es más grande que él mismo. A causa de un extraño accidente obtuvo la capacidad sobrehumana para correr más rápido que la velocidad del sonido. Comienza a usar esta habilidad para ayudar a otros y hacer de su mundo un lugar mejor, y espera corregir el error que causó el gran dolor en su vida.

Al mismo tiempo que él estaba dotado de grandes poderes, se encuentra con que otros que están dotados de poderes también, con la diferencia que sus corazones y voluntades se inclinan al mal y la muerte. A continuación, tiene que llegar a un acuerdo con la realidad de que tal vez él es el único que puede interponerse entre ellos y la destrucción total de todo lo que es sano y bueno en su ciudad.

Creo que es interesante que siempre desde que tengo memoria, nosotros, como seres humanos, hemos estado fascinados con la idea de que haya gente por ahí que son sobrehumanos en sus capacidades y son capaces de rescatarnos de la destrucción y el peligro. Parece que nunca nos cansamos del concepto de un salvador. Pero queremos que el salvador tenga cualidades humanas como la nuestra, que sea propenso a las debilidades y defectos e inseguridades de nuestra humanidad. Queremos ser capaces de identificarnos con él o ella de una manera real.

Me he dado cuenta, también, sobre todo en las creaciones más recientes de superhéroes para la gran pantalla, que hay un esfuerzo concertado para colocarlos en el contexto de las relaciones. A pesar de que pueden tener que ocultar su verdadera identidad, hay por lo menos una relación de amor o tal vez una relación familiar en la que crecieron. En estas relaciones particulares se encuentran con sus cualidades únicas como persona, no sólo como un superhéroes, son aceptados y amados.

A nosotros, como seres humanos también nos fascina, y somos consternados por el concepto del mal. No sólo un mal como en una mala cosa o un mal día, sino un mal más profundo, algo horrible, horrendo y espantoso. La actual fascinación con lo sobrenatural me dice que por instinto, todos sabemos que es una profunda historia, algo superior a nosotros mismos en que todos hemos quedado atrapados. Y hay alguien o algo por ahí que se opone a todo lo que es bueno y justo.

halloween photoHoy es Halloween, una fiesta que como niña pequeña nunca se me permitió celebrar. Me dijeron que era una celebración mala. En realidad, como me enteré más tarde en la vida, es una celebración iniciada por la iglesia cristiana para celebrar la víspera del día de todos los santos que murieron antes y cómo todo lo oscuro, en esta nueva mañana, da paso a la Luz que ha venido en Jesucristo. Se ridiculizan los poderes del mal, burlándose de ellos y proclamando que ya no dominan en el mundo.

En su resurrección de entre los muertos, Jesús venció a todos los poderes de las tinieblas. El diablo, los demonios, la muerte, el pecado y el mal, ya no tienen un lugar en este mundo. Aunque todavía pueden actuar como lo hacen. Todavía pueden asustarnos y hacernos daño. Pero, en realidad, su reinado ha terminado. Jesús ha triunfado. No importa lo mucho que puedan tratar de arruinar nuestras vidas y destruir nuestra fe y torcer nuestras almas, Satanás y sus secuaces no tienen ningún poder sobre nosotros. Al final, somos mantenidos de forma segura en la vida y el amor del Padre, el Hijo y el Espíritu.

Lamentablemente, en nuestra ignorancia y obstinada negativa a someternos al Señor de todas las cosas, podemos dar nuestros dones y nuestras vidas al servicio del mal. Esto sucede en todo el mundo y en cada una de nuestras vidas en alguna pequeña medida. Podemos atender a nuestras viejas maneras de hacer las cosas humanas, de pensar y de ser, y negar al Dios que nos ama y vino por nosotros. Pero esto no cambia lo que Dios ha hecho por nosotros y va a hacer por nosotros cuando rendimos nuestras vidas y voluntades para él.

Dios mismo vino en nuestra humanidad para rescatarnos. Él no nos ha dado un superhéroe con defectos y debilidades, sino que se dio a sí mismo en carne humana. Él entiende todas nuestras faltas y defectos y los perdona. Él es nuestro Padre, nuestro Hermano, nuestro Amigo, nuestro amante, todas las relaciones que más importan en nuestra vida tienen su fuente y vida en Él. Él se ha comprometido con nosotros, unido con nosotros, para siempre, está indisolublemente unido a nosotros con un vínculo que no podemos romper, a pesar de que podemos rechazarlo.

En cualquier cosa que enfrentemos, él va a venir a rescatarnos. Tal vez no en nuestro plan de tiempo o en nuestro esquema de cosas, pero Él se ha asegurado de que tenemos un lugar con él, en su presencia, para siempre. Acércate al Dios que te hizo, y que te ha rescatado en Jesús. Él ha venido por ti y va a venir por ti. Nunca lo dudes ni por un momento. Porque él te ama y no quiere vivir en la eternidad sin ti. La oscuridad puede parecer abrumadora en este momento, pero la mañana vendrá y la Luz amanecerá.

Gracias, Dios, por haber venido por nosotros, porque no nos dejas en nuestra oscuridad y depravación. Gracias por el rescate de Jesús en ti. Gracias, Jesús, por tu amor perfecto y el don de la gracia. Te alabamos. Espíritu Santo, esperamos con expectación tu acabada obra de conformarnos a la imagen de Cristo. Celebramos la Luz que nos has traído. Destruye las obras de las tinieblas. En ti el maligno no tiene poder sobre nosotros por más tiempo, porque nos entregamos totalmente a ti, Dios Trino, y nos sometemos a tu voluntad en todo. Por el amor de Jesús. Amén.

«Después de esto vi una gran multitud, demasiado grande para contar, de toda nación, tribu, pueblo y lengua, de pie delante del trono y delante del Cordero. Estaban vestidos con vestiduras blancas y celebraron con palmas en las manos. Y estaban gritando con un gran estruendo: «La salvación viene de nuestro Dios que está sentado en el trono y del Cordero!» Apocalipsis 7: 9-10


linda-portrait-e1361385068623-150x150Linda Rex sirve como pastora de las congregaciones de Comunión de Gracia Internacional en Nashville y en Murfreesboro, EEUU. Tiene dos hijos. Su hijo asiste a la universidad en Iowa mientras su hija vive con ella en Tennessee. Entró en el programa de Maestría en el Seminario Comunión de Gracia en 2009. Está por terminar su tesis y terminando su curso final.

Photo by JD Hancock

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.