solteros-ventajaspor Linda Rex

“Entonces, ¿cómo te fue hoy en la escuela?». Le pregunté a la chica de la casa de al lado.

«Bien, supongo», dijo mientras pateaba contra los ladrillos en la escalinata”. Rompí con mi novio».

«Oh, lo siento. Eso debe ser difícil para ti». Yo estaba tratando de ser comprensiva y amable pero, ¿no era ella en realidad ni siquiera lo suficientemente grande para saber qué es un novio?

«Sí», respondió ella. «No es gran cosa. Pero significa que estoy soltera de nuevo», dijo, mientras le daba a los ladrillos otra patada.

Mientras trataba de ser sensible a la herida de una niña de 9 años de edad por la pérdida de su relación, por dentro estaba luchando por no reírme. ¿Soltera de nuevo? ¿Ella siquiera sabe lo que significa ser soltera?

Cuando yo era joven, se entendía que soltero era un adulto que no estaba casado. Ser soltero, comprometido o casado tenía que ver con el hecho de si tú, como adulto, estabas o no comprometido a un adulto del sexo opuesto, tenías un anillo, habías intercambiado votos en una iglesia o juzgado y habías firmado un acta de matrimonio. La línea era bastante clara en cuanto a si tú eras soltero o no. Hoy en día no es tan simple. Nuestra cultura está redefiniendo el significado de «soltero».

Muchos solteros tienen buenas razones para no casarse, y esperan que los demás respeten su decisión y no ejerzan presión para que se involucren con alguien cuando no quieren hacerlo. Esto es importante de recordar.

Ser soltero tiene sus ventajas. Por un lado, puedes estar bastante seguro de que toda mujer mayor en tu iglesia o vecindario está orando para que puedas conocer y casarte con esa persona especial. Aprendes diseño de habitaciones pequeñas cuando vas a la disco y terminas en el baño escondiéndote de ese(a) aspirante a pareja que te da escalofríos. También sabes que nunca tendrás que preocuparte por cocinar algo para el almuerzo de la iglesia o la comunidad, ya que todos creen que los solteros y solteras son hambrientos que no saben cocinar. Y nunca, nunca tendrás que preocuparte por quedarte sin cosas que hacer – sabe que te elegirán como voluntario para cada proyecto que se presente porque tienes mucho tiempo libre.

Por supuesto, todo esto tiene un toque de sarcasmo incluido. Pero es sólo con la intención de mostrar con qué frecuencia se hace a los solteros sentir esta intensa presión para casarse o encontrar a alguien para enamorarse. Es como si una persona no tuviera identidad o valor a menos que se case con alguien. Los medios de comunicación están llenos de mensajes de que a menos que los solteros estén involucrados en  relaciones amorosas, la vida es vacía y carente de sentido. No se requiere mucho tiempo escuchando una estación de música o viendo videos musicales antes de llegar a la conclusión de que la vida gira en torno a enamorarse y tener una vida llena de pasión. Es como si el romance, la pasión sexual y el apego emocional a otro ser humano son tan necesarios para la vida como la respiración.

A los solteros se les hace sentir una intensa presión para casarse, como si una persona no tuviera identidad o valor a menos que se case con alguien.

Es cierto que estamos diseñados para vivir en relación. En el núcleo de nuestro ser deseamos pertenecer, ser amados y apreciados. Dios nos hizo para vivir en relación al igual que él vive en una relación como Padre, Hijo y Espíritu. Pero él nunca quiso que otro ser humano fuera capaz de llenar por completo esa necesidad. Nadie puede ser todo para nosotros de la misma manera en que Dios lo es. Me tomó muchos años entender que hasta que no permitimos que el Dios que nos creó llene ese vacío en nuestros corazones con una relación personal con él, siempre nos sentiremos insatisfechos y vacíos, con un anhelo que ninguna relación humana puede llenar. Hacer este tipo de demandas de sentido, identidad y valor a otro ser humano pone una tensión increíble en la relación. Pero buscar a Dios para satisfacer esas necesidades proporciona una libertad que respira nueva vida en el alma de una persona.

Ahora entiendo que la soltería abre la puerta a muchas oportunidades en la vida de una persona. Una persona soltera puede servir a su comunidad, la familia y la iglesia en formas que las personas casadas no pueden. Como solteros o solteras, tenemos la responsabilidad de encontrar y desarrollar nuestros dones y ponerlos en uso, participando en la obra que Dios está haciendo en el mundo. Cuando comenzamos a desarrollar nuestros dones, a crecer en nuestra relación con Jesucristo y servir a los demás, empezamos a avanzar hacia la plenitud. Al buscar nuestra identidad en Jesucristo y encontrar un sentido para nuestra vida siguiéndole a Él, nuestra percepción de la necesidad de «encontrar a alguien» puede ser reemplazada por actividades más significativas.

Mientras nuestra cultura redefine el significado de “soltero”, nosotros podemos examinar nuestros corazones para ver cómo podemos apoyar a los que viven solos o crían a sus hijos por sí mismos.

Con el tiempo he llegado a ver que es importante ser sensible a las necesidades y sentimientos de las personas solteras. Muchos de nosotros somos personas muy ocupadas con un montón de responsabilidades – con la familia, la comunidad, la iglesia o los compromisos de nuestro trabajo. Una madre soltera o padre soltero tiene que hacer el trabajo de dos personas: criar niños, pagar las cuentas y hacer las labores domésticas en el hogar. Muchas veces las personas solteras están luchando para llegar a fin de mes o están desesperados por tratar de resolver solos sus dificultades personales. Los solteros pueden beneficiarse de las palabras de ánimo, oraciones y el apoyo de otras personas que pueden ayudar.

A medida que nuestra cultura sigue redefiniendo el significado de la palabra «soltero», podemos examinar nuestros propios corazones y vidas para ver cómo vivimos en relación con aquellos que viven solos o que crían a sus hijos por sí mismos.

Como el Dios Trino nos hace participar en su amoroso abrazo y nos incluye a nosotros como sus hijos en su vida divina, podemos reflejar esto en nuestra forma de incluir y atender a las personas que no tienen el don del matrimonio y la familia. Al hacerlo, nos encontraremos con nuestros propios horizontes ampliados y corazones abiertos a nuevas perspectivas de amor y risas. Incluso podemos encontrar una manera de explicar la soltería a la niña de al lado e invitarla a participar en el amor y la vida de Dios de una manera nueva. O simplemente podríamos reírnos por dentro y ofrecerle un abrazo.  ◊

One thought on “Ser soltero(a) tiene sus ventajas

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.