por Manuel C. Morais

A veces, las cosas y situaciones de la vida que nos disgustan pueden ser beneficiosas. Las dificultades de la vida son así. Tienen un propósito. Jesús nos ayuda a llevar nuestras cargas, y mientras lo hacemos podemos aprender y ganar la batalla por medio de Jesucristo: “Yo conozco tus sufrimientos” (Apocalipsis 2:9). Dios sabe por lo que pasamos. Nada escapa a su atención.

Como cristianos puede que estemos llevando cargas pesadas en búsqueda de respuestas a nuestros problemas, pero el apóstol Pedro nos instruye: “Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo; echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros” (1 Pedro 5:6-7).


➡ Este artículo fue publicado en

Icon of Revista Verdad y Vida - Julio/Septiembre 2015 Revista Verdad y Vida - Julio/Septiembre 2015 pdf [1162 descargas 2.0 MB]

Revista Verdad y Vida | Julio-Agosto 2015:

  1. Dios es fiel
  2. ¿Nuestra opinión política?
  3. Mirando a Dios trabajar en las Filipinas
  4. Dos clases de obra misionera
  5. ¿De qué depende la salvación?

en el mar

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.