Un canto de amor

Las muchas aguas no podrán apagar el amor, ni los ríos ahogarlo. Cantar de los Cantares 8,7

El amor es a menudo frágil y transitorio, un regalo de felicidad que al igual que una hermosa flor está destinado a desaparecer. Muchos son desilusionados y heridos, pero los corazones esperanzados esperan un amor que perdure.

Solomon canta de un amor que es duradero, apasionado y sin precio. Es fuerte como la muerte y feroz como una tumba, una llama ardiente y nunca puede ser ahogado. (ver más abajo el canto completo)

Así que en nuestra espera de Adviento, ese amor apasionado, que derrota a la muerte, inquebrantable, viene a nuestro corazón y comienza a transformar y liberar nuestras vidas.

  • Tómate el tiempo hoy para atesorar a aquellos a los que amas y a los que te aman. ¿Hay algo que puedas asegurar?
  • Enciende una luz agradeciendo a Dios por el don del amor en tu vida, pide que no sea ahogado por las ocupaciones o por la pereza, por el miedo o por el orgullo.
  • Haz tiempo hoy para cantar una canción de amor en un lugar donde hay soledad o angustia.

Comparte tu canto de amor. Deja tus comentarios o sube fotos de tu canto de amor.

El canto de la joven: 

Desperté tus deseos bajo el manzano,
donde tu madre te dio a luz,
donde con tanto dolor te trajo al mundo.
Ponme como un sello sobre tu corazón,
como un sello sobre tu brazo.
Pues el amor es tan fuerte como la muerte,
y sus celos, tan duraderos como la tumba.
El amor destella como el fuego
con la llama más intensa.
Las muchas aguas no pueden apagar el amor,
ni los ríos pueden ahogarlo.
Si un hombre tratara de comprar amor
con toda su fortuna,
su oferta sería totalmente rechazada.

Cantar de los Cantares 8:5-7

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.