Revista Verdad y Vida – Enero-Febrero 2017

Revista Verdad y Vida – Enero-Febrero 2017

¿Cómo voy a identificarlo si apenas puedo ver solo a unos cuantos metros?”, se preguntaba el anciano Simeón, y le preguntaba a Dios. Pero en el fondo de su corazón se confortaba en la seguridad de que sería Dios el que le mostrara a su Ungido.

¡Creo que Dios me odia!

¡Creo que Dios me odia!

“No tengo amigos en quienes puedo confiar…ellos en el pasado me fallaron. Uno incluso me maldijo…. Ahora pienso que todas estas cosas malas me han sucedido por su maldición. Desde que mi madre murió ha sido una desgracia tras otra. Creo que Dios me odia. No le puedo culpar – Yo también me odio.”

Lázaro: ¡sal fuera!

Lázaro: ¡sal fuera!

Jesús también llama hoy a las personas muertas espiritualmente, y algunas de ellas oyen Su voz y salen de sus sepulcros—salen del hedor, salen de la forma egocéntrica de pensar que conduce a la muerte. ¿Y qué necesitan ellos? Necesitan a alguien que los ayude a desenvolverse de las ropas sepulcrales, a deshacerse de las viejas formas de pensar que tan fácilmente se aferran a nosotros.