Preguntas y Respuestas acerca de La Trinidad

Pregunta: ¿Por qué Dios no se mostró desde el principio claramente como una Trinidad?
Respuesta. El hecho de que Dios haya elegido revelarse a sí mismo en un momento en la historia, sin haberlo hecho antes (como la encarnación de la segunda persona de la Trinidad, Jesucristo) no disminuye o anula la revelación —como, por ejemplo, nuestro Señor y Salvador.
Pregunta: ¿Fue Jesús solamente un profeta o era Dios?
Respuesta. Jesús dijo que él era Dios —muchas veces. El hijo de un padre es del mismo género, la misma esencia de su padre. Fue porque Jesús afirmó ser Dios (y por romper el sábado) que los Judíos trataron de matarlo (Juan 5:16).
Filipenses 2 dice que Jesús era Dios mismo —pero no consideró su igualdad con el Padre y el Espíritu como algo que le impidiera tomar voluntariamente un cuerpo humano con el fin de poder ser Emmanuel —Dios con nosotros— para salvarnos.
Jesús en la carne, era y es la imagen de Dios en el sentido de que vino a revelar al Padre. Si me has visto, dijo, has visto al Padre. Yo y mi Padre somos uno.
El hombre Jesús, llegó a ser un poco menor que los ángeles en su humildad. Nunca dejó de ser Dios, por definición Dios es eterno. ¿Por qué llegó a ser un poco menor que los ángeles (es decir, humano)? Debido a su amor por ti y por mí.
Pregunta: Entiendo que el Padre es Dios y que Jesucristo es Dios, pero ¿No es el Espíritu Santo solamente el poder o la energía de Dios? ¿Por qué dicen que es una persona?
Respuesta. El Espíritu Santo ha sido una persona divina desde la eternidad. La palabra ‘persona’ cuando se utiliza junto con la divinidad no es, evidentemente, en referencia a un ser humano, sujeta al tiempo y al espacio y la corrupción, sino a una separada personalidad divina. Por supuesto, el espíritu no está hecho de carne.
Pregunta: ¿Cuáles son las tres personas de la Trinidad?
Respuesta. Las tres Personas divinas del Dios Trino, están separadas, aunque son co-esenciales (todas ellas son Dios). Según las palabras de Jesús, son Padre, Hijo y Espíritu Santo (Mateo 28:19). El libro de los Hechos nos dice que el Espíritu Santo dirige, habla, y enseña (véase 8:29, 10:19, 11:12, 13:2, 20:23, 21:11). Esto denota personalidad —más que una fuerza como la electricidad.
Pregunta: ¿Niega la Biblia que Dios sea una Trinidad? Jesús no puede ser Dios mismo, ya que la Biblia dice que Jesús es el Hijo primogénito de Dios, primogénito significa que es el primero de todos los demás hijos de Dios. Además Jesús murió y Dios no puede morir.
Respuesta. No hay ilustraciones en la Biblia, ninguna enseñanza —nada— que niegue la Trinidad.
Por supuesto que Jesús es el Hijo de Dios. Esto no niega la Trinidad.
Ser primogénito habla de la resurrección de los muertos —no de la eternidad pasada o futura de Jesús.
Por supuesto, Dios no murió —el hombre Jesús murió. Véase Juan 2:18-22. Jesús era completamente hombre y completamente Dios según la Biblia y la enseñanza cristiana de casi 2000 años. Jesús, el Dios-hombre, resucitó su propio cuerpo.
Espero que esto ayude. Damos gracias a Dios de que estamos en condiciones de responder a preguntas como estas, ya que somos conscientes de las fallas y las enseñanzas heréticas de las que proceden.
He pasado cientos de horas estudiando la naturaleza de Dios como se nos ha revelado en la Biblia. En concierto, he estudiado la historia de las sectas, los movimientos sectarios y las ideas heréticas en contra de la historia del cristianismo —imperfecta como es. Es mi opinión que la mala, incorrecta y falsa enseñanza casi invariablemente comienza con una inadecuada y desfasada visión de qué y quién es Dios, y empeora a partir de ahí. Tal cosa ha sucedido una y otra vez en la historia del cristianismo.
Si el cimiento de un edificio es sospechoso, entonces todo el edificio está en peligro. La naturaleza de Dios es el corazón y el alma, el núcleo del cristianismo. Si es defectuosa, la casa que se construye más probablemente es como si se construyera sobre la arena en lugar de sobre la Roca (Mateo 7:24 -27). La mala doctrina conduce a la mala enseñanza, que casi siempre conduce a la mala y disfuncional creencia y práctica.
Conozco grupos que afirman ser cristianos, pero rechazan la Trinidad. Tal cosa es como pretender ser canadiense, pero residir en Indonesia, después de no haber vivido nunca en Canadá, no tener parentesco en Canadá, de no tener ninguna afiliación o fidelidad a Canadá y negar la base fundamental de lo que significa ser un canadiense.
La definición de un cristiano incluye la aceptación del Dios de la Biblia. El Dios de la Biblia se revela como Padre, Hijo y Espíritu Santo. Si se niega a Dios, si Jesús es inferior a Dios y si el Espíritu Santo es visto como algo más parecido a la electricidad que a la tercera persona de la Divinidad, ¿estamos hablando de cristianismo? Creo que no.
¿Significa esto que todos los que no aceptan la Trinidad no son cristianos? No creo que tal proposición sea bíblica tampoco. ¿Por qué? Simplemente porque la afiliación a una iglesia no garantiza ser cristiano, que es una íntima relación personal con Dios. Algunos pueden asistir a una iglesia cristiana con regularidad, pero su asistencia no los hace cristianos. Su denominación puede ser cristiana, pero la pertenencia a una entidad física corporativa no confirma el estado espiritual —una relación personal con Dios.
Por otra parte, algunos pueden no asistir a una iglesia en absoluto, o rara vez —y pueden tener dificultades para expresar la naturaleza de Dios— pero pueden haber aceptado a Jesucristo como su Salvador personal.
Si una persona es cristiana, pero sostiene puntos de vista fundamentales que están en desacuerdo con el cristianismo, ¿continuará en creencias y posiciones doctrinales que niegan al Dios de la Biblia? No lo creo. Creo que Dios, en su sabiduría, misericordia y amor obrará en la vida de dicha persona —enseñándole y dirigiéndole mediante la obra del Consolador— Dios el Espíritu Santo.
Greg Albrech


También puedes leer:


La Trinidad no es sólo una doctrina


Acerca de Comunión de Gracia

COMUNIÓN DE GRACIA INTERNACIONAL [GRACE COMMUNION INTERNATIONAL], es una denominación evangélica activa en casi 100 países y territorios con una afiliación internacional de alrededor de 42 mil miembros y 900 congregaciones. Nuestra misión es “vivir y compartir el evangelio”. Creemos en la unidad espiritual de todos los creyentes en nuestro Señor Jesucristo. Le invitamos a reunirse con nosotros en nuestros servicios de adoración donde escuchará el evangelio de Jesucristo y conocerá a otros cristianos que están experimentando su relación con Jesucristo, así como usted.

Escribe tu comentario: