Roberta olson

Lee Berger dirige un ministerio conocido como Cruzando Fronteras. Todo comenzó cuando un grupo que nunca había hecho misiones internacionales decidió viajar a México y ver qué podían hacer para apoyar a sus hermanos y hermanas en Cristo. La congregación de Lee está en Texas – no lejos de la frontera mexicano-estadounidense. Debido a esto, tienen una nueva forma de misiones internacionales: ¡el viaje de un día!

Cruzan la frontera cada día durante una misión de una semana de duración, permanecen en los EE.UU. por la noche apoyan a todo tipo de ministerios en México durante el día. Su pequeño grupo, por lo general entre 12 a 25 miembros, está compuesto por personas de diferentes edades y orígenes, y a veces incluye generaciones de la misma familia. Muchos ministerios internacionales podrían ser demasiado intensos para una persona joven o un jubilado, pero el estilo innovador de Cruzando Fronteras permite a personas de todos los orígenes a participar en misiones de trabajo y disfrutar de una experiencia intercultural.

Para ver un vídeo sobre Cruzando Fronteras (Crossing Borders), visite: http://www.gci.org/letter/borders

Roberta olson Roberta Olson comparte con un niño en Los Artistas

Otra cosa que diferencia a este ministerio es que no tienen agenda propia. En lugar de ello, se aseguran de que sus esfuerzos estén siempre conectados a ministerios locales existentes. La idea es la siguiente: con frecuencia en actividades de evangelización entre culturas, los que van de misión creen que saben mejor lo que hay que hacer. Pero parte del rico tapiz de la fe cristiana es que muchos diferentes orígenes culturales están representados, y con frecuencia los cristianos locales saben mejor lo que necesita su comunidad.

Este grupo ha encontrado que cuando haces el ministerio transcultural desde una posición centrada en Cristo, comienzas a hacer preguntas en vez de dar órdenes. Un gran elemento de «cruzar fronteras» en el ministerio es estar dispuestos a llenar un papel de apoyo. Como uno de los miembros del equipo lo pone: «Jesús dio el ejemplo máximo de ser siervo de corazón; este grupo sigue sus pasos de servicio humilde».

Lee se mantiene en contacto con los pastores locales durante todo el año para saber lo que necesitan sus comunidades. De esa manera, cuando el grupo llega a México, aportan recursos que son realmente necesarios y puede ser objeto de un uso inmediato. Cruzando Fronteras también visita orfanatos, donde juegan juegos con los niños. Desarrollan Escuelas Bíblicas de Vacaciones y cantan canciones de la Biblia en español. A pesar de que muchos de los miembros del grupo no hablan español con fluidez, se encuentran con que la risa, los abrazos, y la compasión se entienden en cualquier idioma.

Cuando un grupo regresa a casa, se encuentran con que han recibido más de lo que han dado y dan cuenta de que sus vidas cambian radicalmente y de forma positiva. Servir a los que no tienen las mismas comodidades materiales, y la búsqueda de las riquezas de Dios en la vida de los que están en un país diferente, cambia la forma en que uno ve su propia vida al regresar a casa. Los miembros del equipo suelen buscar oportunidades para el ministerio en sus propias comunidades, después de haber visto de primera mano el impacto que el servicio como el de Cristo puede tener. A través de este ministerio, los participantes tienen la facultad de seguir compartiendo lo que han aprendido y están obligados por la experiencia a continuar en la misión con Cristo.

Esta es una de las cosas que me gustan de la Comunión de Gracia Internacional. Así como Jesús se humilló y lavó los pies de sus discípulos, los miembros de nuestras congregaciones, nuestros campamentos y otros ministerios buscan formas creativas para amar y servir a los demás, mientras difunden el Evangelio.

Si el enfoque es nacional o internacional, a través de fronteras o cerca de casa, hay un sinnúmero de maneras en que la CGI está afectando al mundo para Cristo, y Cruzando Fronteras es sólo una de ellas. Estamos activos en los EE.UU. y en más de 100 países en todo el mundo. Cuando tú haces una donación a la CGI, puedes estar seguro de que estás apoyando ministerios centrados en Cristo orientados al servicio de todo el mundo.

Con gratitud,

Joseph Tkach
Presidente
Comunión de Gracia Internacional


Este artículo fue publicado en Icon of Revista Odisea Cristiana #54 - Agosto 2015 Revista Odisea Cristiana #54 - Agosto 2015 pdf [1477 descargas 2.7 MB]

Revista Odisea Cristiana – Agosto 2015

Contenido:

 

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.