¿Dónde está la verdadera Iglesia de Dios hoy?

Por Johannes Maree

Cuando Jesús estuvo en la tierra, aseguró a sus discípulos que él construiría su iglesia sobre una base sólida y que nunca moriría (Mateo 16:18).

La iglesia que Jesús estableció creció rápidamente y en pocos años ya se había extendido por todas partes. Inicialmente las personas que seguían a Jesús eran conocidos como los que seguían ‘El Camino’. Fue en Antioquía que fueron llamados por primera vez cristianos (Hechos 11:16).

Hoy, casi dos mil años después, hay muchos buscadores y cristianos que preguntan dónde está la verdadera Iglesia de Dios hoy. Esta es una pregunta válida. Hay cientos si no unos cuantos miles de denominaciones cristianas en todo el mundo hoy en día. Esto puede ser confuso y desalentador para una persona que está tratando de unirse a la iglesia de Dios (la que Jesús fundó sobre una roca sólida). No es de extrañar que algunas personas han pasado años buscando y pasan de una iglesia a otra.

Lo que a menudo empeora las cosas es que muchas iglesias abiertamente predican y promueven que ellos son la verdadera Iglesia de Dios. Que tienen alguna verdad especial que ningún otro tiene. La triste realidad es que en muchos países occidentales desarrollados, la población cristiana no está creciendo. Las iglesias cristianas en estos países que están creciendo, lo están haciendo a menudo a expensas de otras iglesias. En otras palabras, la gente deja una iglesia y se une a otra, mientras que, cada vez menos nuevos conversos entran.

Sea como fuere, la pregunta sigue siendo ¿dónde está la verdadera iglesia de Dios hoy? Y se agrega la pregunta ¿por qué hay tantas denominaciones? ¿Pueden ser todas verdaderos iglesias de Dios?

Dos o tres reunidos

CO-0702-03bParte de la respuesta es, posiblemente, que nuestras percepciones podrían no ser totalmente exactas. Jesús dijo que él construiría su iglesia (singular). Pero ¿significa esto que hay, por tanto, sólo una iglesia (singular) en términos de denominaciones? Esta es a menudo la forma en que tendemos a pensar acerca de la iglesia, como una organización que tiene estructuras formales, incluyendo edificios. Sin embargo, Jesús dijo que donde dos o tres se reúnen en su nombre, allí estará con ellos (Mateo 18:20). En otras palabras, donde o cuando solo unas pocas personas se dan cita en el nombre de Jesús, para adorar, orar o tener un estudio bíblico, Jesús estará en medio de ellos. ¿Eso es una iglesia? Si Jesús está allí, entonces debe ser parte de su iglesia, ¿no es así?

Las Escrituras hablan de que la iglesia es el cuerpo de Cristo y si somos cristianos en Cristo, entonces somos órganos de ese cuerpo. Normalmente tendemos a pensar en el cuerpo (en singular) como una iglesia o denominación específica (generalmente de la que somos parte). Jesucristo es, por supuesto, la cabeza, pero podríamos ver la boca como el pastor y la mano como el diácono y así sucesivamente, ya que cada parte del cuerpo tiene su propósito y habilidades que el otro no tiene. No hay nada malo con este punto de vista, pero ¿no podría ser también que las diferentes denominaciones podrían ser diferentes «partes del cuerpo» del mismo cuerpo de Cristo? Lo que he llegado a ver en los últimos años es que las diferentes iglesias tienen definitivamente diferentes habilidades y dones espirituales. Algunas iglesias tienen la capacidad y la pasión para hacer el trabajo misionero, mientras que otras tienen el don de la producción de programas de televisión que cambian vidas. La iglesia de la que soy miembro siempre ha tenido la capacidad (o don espiritual) de publicar revistas de alta calidad que provocan el pensamiento y tiene la característica de ser apasionados estudiantes de la Biblia.

Adoración diferente

IMG_3081Otra posibilidad es que nosotros, como personas y culturas muy diferentes, tendemos a querer expresar nuestra alabanza y adoración de forma diferente. Por ejemplo, algunos cristianos prefieren más los servicios religiosos formales y la forma de vestir formal, mientras que otros prefieren las camisetas y los pantalones vaqueros y disfrutan bailando y aplaudiendo al cantar alabanzas a Dios. ¿Quién puede decir qué está bien o mal? Posiblemente Jesús, en su gran sabiduría, nos ha permitido que los seres humanos expresemos nuestra adoración a él en una variedad de maneras. La mano no es el pie, tampoco puede serlo.

Parte de la respuesta es que hay muchas diferentes denominaciones y grupos religiosos actuales que forman parte de la verdadera Iglesia de Dios. Una historia en la vida del profeta Elías apoya esta idea. Cuando Elías huyó de la reina Jezabel y se escondió en una cueva, Dios se le apareció. Elías dice a Dios que sólo él es el único verdadero seguidor sobreviviente de Dios (1 Reyes 19:14). No es así, le responde Dios en el versículo 18, tengo siete mil seguidores verdaderos extendidos por todo Israel, que ni siquiera conoces. Estos eran verdaderos seguidores de Dios (hoy podríamos llamarlos cristianos) sin embargo, definitivamente no asistían a la misma iglesia que Elías.

Qué buscar

tijuana 1Sin embargo, también es seguro decir que no todas las iglesias o evangelistas que hay forman parte de la Iglesia de Dios. ¿Qué debemos tener en cuenta? Primero y principalmente, el enfoque central de la iglesia deben ser Jesucristo. Deben enseñar y nutrir a sus miembros. Las enseñanzas deben ser 100% basadas y apoyadas en la Biblia. Deben confirmar que Jesucristo es plenamente Dios y plenamente humano, que murió por nuestros pecados y resucitó para que tengamos vida eterna. La iglesia primitiva, dentro de los primeros pocos cientos de años después de Jesús, antes de que hubiera tantas denominaciones o incluso protestantes y católicos, confirmó muchas de las enseñanzas centrales. Estas se pueden encontrar en lo que se conoce como el Credo de Nicea, escrito el año 325 DC. Una iglesia que sigue verdaderamente a Cristo (Cristiana) confirmará y defenderá este credo.

Toda la Biblia y sus escritores continuamente nos señalan a Jesús. Para mí una prueba de fuego, por lo tanto es, ¿a quien nos señala la iglesia o el predicador? He visto a evangelistas de televisión que parecen querer traer más gloria a sí mismos que a Jesús. También ten cuidado con las denominaciones que hablan, pero nunca parecen citar o predicar de la Biblia. También ten cuidado de los que predican un evangelio de «salud y riqueza». El evangelio (la buena noticia) es que somos salvos por gracia solamente, y esto no de nosotros mismos, sino que es un don de Dios el Padre, a través de la muerte y resurrección de Jesús el Cristo (Efesios 2: 8-10). El evangelio no es que si tú eres bueno(a) y das a la iglesia un poco de dinero entonces Jesús te va a mantenerse saludable y te dará un nuevo auto deportivo de marca.

Los cristianos deben querer crecer

???????????????????????????????En primer lugar, orar y estudiar la Biblia. Pídele a Dios que te lleve a una congregación de la iglesia donde puedas aprender más acerca de Jesús y donde le puedas servir. ¿De qué sirve la nariz al cuerpo si no está activa y hace lo que se hizo para hacer? Habla con otros cristianos y nunca tengas miedo de hacer preguntas difíciles y esperar respuestas basadas en la Biblia. No te limites a buscar una iglesia que está de acuerdo con tu filosofía o ideas. Busca una iglesia donde puedas aprender y desarrollar una relación significativa más profunda con Jesús. Como cristianos debemos querer crecer. Incluso si es difícil o doloroso cambiar, no hay que buscar un asiento cómodo en el que relajarse. Ten en cuenta que cualquier iglesia está llena de seres humanos imperfectos que te van a defraudar o dañar en algún momento, justo en la misma forma en que probablemente lo harás tú a los demás. Eso no debería ser la señal para levantarte y salir, o de lo contrario saltarás de una iglesia a otra el resto de tu vida.

Una de mis historias favoritas es sobre una persona que era el sobreviviente de un naufragio y durante algún tiempo vivió solo en una pequeña isla desierta, en el medio del mar en alguna parte. Un día, una nave pasó por allí y rescató al sobreviviente. Mientras navegaban, el capitán y esta persona se inclinaban sobre la borda del buque mirando a la pequeña isla poco a poco más distante. «¿Era usted la única persona en la isla?», preguntó el capitán. «Sí», fue la respuesta. «Entonces, ¿por qué hay tres pequeñas cabañas en la isla?», preguntó de nuevo el capitán. «Bueno, la de la izquierda era mi casa. La de la derecha era la iglesia a la que asistía. Y la del centro era la iglesia a la que solía asistir hasta que tuve un desacuerdo con ellos y me fui”. Aunque no es una historia real, es muy cierta.

Así que, ¿dónde está la verdadera Iglesia de Dios hoy? Está en todas partes. Está en grandes reuniones dominicales en hermosos edificios, está en casa de tu vecino cada miércoles por la noche cuando dos o tres amigos se reúnen para adorar a Jesús en oración y estudio de la Biblia. Es el cuerpo de Cristo, que es estar en Cristo. Simplemente es amar a tu prójimo como a ti mismo y decirles a tus amigos la buena noticia acerca de cómo Jesús ha perdonado sus pecados y los ama.

Post Data. La iglesia a la que asisto produce esta maravillosa revista. Nuestra pasión es predicar a Cristo y sólo a él para ayudar a la gente a ser felices en una relación más estrecha con Jesús, no para tratar de ganar más miembros para nuestra congregación. Sin embargo, si deseas asistir a una de nuestras congregaciones para experimentarlo por ti mismo, no dudes en ponerte en contacto con cualquiera de las direcciones que figuran en comuniondegracia.org/iglesias/ para averiguar dónde es la reunión más cercana de nuestra iglesia. 

Donde esta la verdadera iglesia de dios hoy


Este artículo fue publicado en Icon of Revista Odisea Cristiana #54 - Agosto 2015 Revista Odisea Cristiana #54 - Agosto 2015 pdf [1485 descargas 2.7 MB]

Revista Odisea Cristiana – Agosto 2015

Contenido:

 

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.