«Bienaventurados los humildes, pues ellos heredarán la tierra. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, pues ellos serán saciados». Mateo 5:5-6

A Jesús le gusta cambiar las cosas al revés. La verdadera felicidad está en la fortaleza de la humildad. La verdadera satisfacción es encontrada por aquellos que buscan la justicia de Dios en el mundo. Es un reto para el mundo y para nosotros.

  • Tómate el tiempo hoy para pensar ¿Qué entiendes por humildad? ¿De qué manera es la humildad una fortaleza?
  • Transforma tu vida pide a Dios que te de hambre de justicia en tu vida y en el mundo.
  • Haz el tiempo hoy para hacer algo para poner el mundo al revés, aunque sea en algo pequeño.

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.