¡Amen a sus enemigos! Háganles bien. Presten sin esperar nada a cambio. Entonces su recompensa del cielo será grande, y se estarán comportando verdaderamente como hijos del Altísimo, pues él es bondadoso con los que son desagradecidos y perversos. Lucas 6:35

Jesús nos llama a vivir una vida radical e incondicional. Nos llama a una generosidad que siempre da y nunca espera nada a cambio. ¡Es un reto! Pero ¡qué diferencia haría en las relaciones nuestras, de nuestras comunidades y de nuestro mundo.

  • Tómate el tiempo hoy para pensar ¿qué puedes hacer para que ese tipo de generosidad radical forme parte fructífera de tu vida?
  • Transforma tu vida pide a Dios por la libertad de vivir sin condiciones y con generosidad.
  • Haz tiempo hoy para dar un regalo sin condiciones.

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.