SOLO ENTRE NOSOTROS
por Rick Shallenberger

Cuando me mudé a Cincinnati hace varios años, tuvimos un talentoso grupo de adultos jóvenes que querían armar una banda. Compramos amplificadores, guitarras, micrófonos, etc., y empezamos a practicar. Tuvimos un gran baterista al que le pedí ser el líder del grupo. Ellos necesitaban un cantante, así que me ofrecí como voluntario para ser uno de los cantantes principales con la condición de que encontraran un reemplazo y me dijeran cuando ya no fuera necesario. Me encanta cantar, pero no tengo el talento necesario para llevar a la banda donde yo creía que podía ir.

Fue mucho trabajo, pero también mucha diversión. Practicamos unas pocas horas a la semana y pronto empezamos un servicio de sábado por la noche para adultos jóvenes. Al mismo tiempo estaba trabajando con un par de hombres jóvenes que asistían a una universidad bíblica local. Yo les ayudaba a preparar los mensajes antes de que hablaran en nuestro servicio de adoración por la noche. Las cosas iban bien y la respuesta fue positiva. Yo estaba emocionado por el potencial.

no cuentes los diasLuego, un buen amigo de varios de los miembros de la banda se mudó de nuevo a la ciudad. Él era un guitarrista y vocalista talentoso y cantó un par de veces con la banda. Un día, el baterista vino a mí y me dijo: «Pastor Rick, estás fuera y Josh está dentro». Está bien, lo dijo mucho más amablemente que eso, pero la verdad era que yo ya no era necesario. Yo quería que la banda fuera mejor y tuviera más oportunidades, y sabía que para que esto sucediera necesitaban un cantante que fuera de su edad, pero me entristeció saber que yo era prescindible. Para que crecieran, yo necesitaba disminuir.

Es curioso, sin embargo. Por mucho que yo sea conocido por animar a otros a aumentar, y por dar a las personas más jóvenes la oportunidad de prosperar, aún me encuentro con ganas de participar en todo, para ponerle mi marca para hacer una diferencia. Afortunadamente, los más sabios que yo intervienen a menudo y me recuerdan que para que otros aumenten, es necesario que yo disminuya. Hmmm, parece que he leído eso en las Escrituras, y si eso era lo suficientemente bueno para Juan el Bautista, tal vez tengo que tomar nota.

He estado involucrado en el negocio de las revistas intermitentemente durante casi 30 años. Empecé como colaborador y ascendí hasta redactor y editor en jefe de una revista dedicada a la juventud cristiana. Cuando esa revista dejó de publicarse, me dediqué al ministerio a tiempo completo y pensé que mi carrera en la edición de revistas había terminado. Hace un año y medio me pidieron que editara Odisea Cristiana, que he disfrutado mucho haciendo. Pero desde el principio le dije a nuestro Coordinador de Medios, Nathan Smith, que sería mejor construir su propio equipo y mover Odisea Cristiana y los medios de comunicación de Comunión de Gracia Internacional (CGI) en una nueva dirección, a sabiendas de que ese cambio podría no incluirme.

Así que aquí estoy en la misma posición que estaba cuando mi baterista vino a mí y me dijo que era hora de retirarme.

La banda se hizo mucho mejor cuando yo me retiré. Ellos fueron capaces de encontrar su propio nicho y desarrollaron su propio estilo. No habrían hecho eso con mi participación. Los medios de comunicación de CGI van a ser mucho mejores también. Nuestro equipo de medios de comunicación está desarrollando su propio estilo para llegar a la nueva generación. Quiero que crezcan, y lo harán. Ellos están calificados, son talentosos y están en contacto con la última tecnología. Estoy emocionado de ver lo que depara el futuro para los medios de CGI. Seguir viendo el sitio web de CGI con nuevas y creativas maneras de vivir y compartir el evangelio.

Mientras tanto, ha sido un honor escribir para Odisea Cristiana y muchas otras publicaciones de la CGI a lo largo de los años. El tiempo para la revista ha pasado; muchas cosas gloriosas esperan en el futuro. Bendiciones a cada uno de ustedes.

Rick ShallenbergerRick

 

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.