Colosenses leen cartaEn la parte final de nuestro estudio del a Carta a los Colosenses conversaremos acerca de personas que participaron en la vida y el ministerio del Apóstol Pablo, entre ellos Tiquico, Onésimo, Aristarco, Marcos, Jesús llamado el justo, Epafras, Lucas, Demas, Ninfas y Arquipo. Todos ellos nos dan ejemplos dignos de imitar.

Cuándo: Viernes 12 de diciembre 2014, 8:00 p.m. (GMT-06 hora de centroamérica)

Sala virtual de reuniones: https://meet68593644.adobeconnect.com/cgi/

Adobe Connect está disponible para iPad iOS y para Android

Colosenses 4:7-18

Tíquico les contará con detalles cómo me va. Él es un amado hermano y un fiel colaborador que sirve conmigo en la obra del Señor. Precisamente lo envié para que les cuente cómo estamos y los anime.
También les envío a Onésimo, un fiel y amado hermano, quien es uno de ustedes. Él y Tíquico les contarán todo lo que sucede aquí.
Aristarco, quien está en la cárcel conmigo, les manda saludos; y también los saluda Marcos, el primo de Bernabé. Tal como ya se les indicó, si Marcos pasa por allí, hagan que se sienta bienvenido.
Jesús (al que llamamos Justo) también envía saludos. Ellos son los únicos creyentes judíos entre mis colaboradores; trabajan aquí conmigo para el reino de Dios. ¡Y qué consuelo han sido para mí!
Les manda saludos Epafras, un miembro de la misma comunidad de fe que ustedes y siervo de Cristo Jesús. Siempre ora con fervor por ustedes y le pide a Dios que los fortalezca y perfeccione, y les dé la plena confianza de que están cumpliendo toda la voluntad de Dios. Puedo asegurarles que él ora intensamente por ustedes y también por los creyentes en Laodicea y en Hierápolis.
Les manda saludos Lucas, el médico amado, y también Demas.
Les ruego que saluden de mi parte a nuestros hermanos en Laodicea, y también a Ninfas y a la iglesia que se reúne en su casa.
Una vez que hayan leído esta carta, pásenla a la iglesia en Laodicea para que ellos también puedan leerla. Y ustedes deberían leer la carta que les escribí a ellos.
Además, díganle a Arquipo: «Asegúrate de llevar a cabo el ministerio que el Señor te dio».
Firmo mi propio saludo de puño y letra: Pablo.
Recuerden que estoy en cadenas. Que la gracia de Dios sea con ustedes.

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.