«Vengan a Mí, todos los que están cansados y cargados, y Yo los haré descansar. Mateo 11:28

El llamado de Dios no es simplemente un llamado a la actividad, principalmente es un llamado a la calma y el descanso. Venimos a Cristo como somos y encontramos, al venir a Él, quiénes somos en realidad. Y al saber quienes somos en realidad, encontramos descanso y refrigerio.

  • Tómate el tiempo hoy para tomar conciencia de la fatiga y las cargas en tu vida.
  • Transforma tu vida escucha el llamado de Cristo para llegar a él, y hallarás descanso en él. Trata de hacerlo.
  • Haz un tiempo hoy para descansar, incluso un breve momento en la presencia de Dios, para conocerte a ti mismo.

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.