Desafío

Jesús, mirándolo, lo amó y le dijo: «Una cosa te falta: ve y vende cuanto tienes y da a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; entonces vienes y Me sigues.» Marcos 10:21

El regalo transformador de Dios que nos da salvación, refrigerio, sanidad y perdón, debe ser recibido. Y ese es el desafío. Con frecuencia tenemos que dar algo antes de que podamos abrir nuestras manos para recibir.

  • Tómate el tiempo hoy para reflexionar sobre las cosas que no quieres soltar y que evitan que recibas más plenamente el regalo de Dios.
  • Transforma tu vida escucha el desafío de Cristo a dejar de lado la riqueza y el poder (o tal vez las cosas que nos poseen) y seguirlo.
  • Haz el tiempo hoy para dar algo y descubrir el verdadero tesoro.

 

Yo mismo, en cierta ocasión,
de esta escena fui testigo:
le arrojó pan a un mendigo
un niño desde un balcón.
Pero su padre, hombre humano,
le dijo:”¿No te sonroja?
La limosna no se arroja;
se besa, y se da en la mano.”

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.