La definición de la depresión clínica o un episodio depresivo mayor, como es conocido por la mayoría de los médicos, es la siguiente:

«La característica esencial de un episodio depresivo mayor es un período de al menos 2 semanas durante el cual hay ya sea un estado de ánimo depresivo o la pérdida de interés o placer en casi todas las actividades» (APA, DSM-IV-TR, pg.349, 2005).

Para aclarar aún más esta condición, se debe experimentar por lo menos cinco o más de los siguientes síntomas durante al menos dos semanas para cumplir los criterios para un episodio depresivo mayor. Estos son:

1. Estado de ánimo deprimido la mayor parte del día, casi cada día según lo indica el propio sujeto (por ejemplo, se siente triste o vacío), o la observación realizada por otros (por ejemplo, llanto). Nota: En niños y adolescentes, el estado de ánimo puede ser irritable.

2. Marcada disminución del interés o placer en todas o casi todas, las actividades la mayor parte del día, casi cada día (según lo indicado por el propio sujeto u observan los demás).

3. Pérdida de peso significativa sin hacer dieta o aumento de peso (por ejemplo, una variación de más del 5 por ciento del peso corporal en un mes), disminución o aumento del apetito casi cada día. Nota: En los niños, valorar el fracaso en lograr los aumentos de peso esperables.

4. Insomnio o hipersomnia (no puede salir de la cama) casi todos los días.

5. Agitación o enlentecimiento psicomotores casi todos los días (observable por otros, no los sentimientos de inquietud o de estar enlentecido).

6. Fatiga o pérdida de energía casi todos los días.

7. Sentimientos de inutilidad o culpa excesivos o inapropiados (que pueden ser delirantes) casi cada día (no los simples autorreproches o culpabilidad por estar enfermo).

8. Disminución de la capacidad para pensar o concentrarse, o indecisión casi cada día (ya sea una atribución subjetiva o una observación ajena).

9. Pensamientos recurrentes de muerte (no sólo temor a la muerte), ideación suicida recurrente sin un plan específico, o intento de suicidio o un plan específico para suicidarse (ibíd., 356).

Nota: Muchos médicos piensan que si uno tiene sólo dos o tres de estas características durante un período prolongado de tiempo, que también está en riesgo de resultar gravemente deprimido y debe buscar ayuda.

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.