[Leer en PDF]

[Imprimir hoja PDF]

 

 

 

Guía de Estudio Bíblico y Oración

Jesús pregunta:

¿Cuántos panes tienes?

 

 

 
 
 
 
 

 

 

¿Tienes mucho para darle a Dios?
¿Qué es lo que Dios quiere que le entregues?
¿Qué va a hacer Dios cuando le traigas lo poco
que es todo lo que tienes?

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Fundamento

 

 
 
 

 

 

[a] Lee Marcos 6:7-13, 30-45. ¿Podría Jesús haber estado usando la escasez de alimentos (y su pregunta, versículo 38) como una prueba para ver lo que los discípulos aprendieron de su experiencia en la misión (vv. 7-13)?

[b] Lee Marcos 8:1-10. ¡Repetición! Piensa en qué lección tan importante es esta para los discípulos de Jesús, que él la repitió.

[c] Lee Hechos 8:4-13, acerca de un hombre llamado Felipe. ¿Cómo se aplica aquí la lección de los panes?

 
 
 
 

Aplicación

 

 
 
 

 

 

Estas interrogantes son para todos los que siguen a Cristo. Ya sea que tengas quince o cuarenta y cinco años, todos a menudo tenemos que renovar nuestro compromiso y nuestra
entrega a Él. Conéctate con los demás participantes de tu grupo de estudio. Ayúdales en este proceso y ora por sus desafíos y preguntas. Una vez que hayan llegado a algunas conclusiones, continúen orando unos por otros y apoyándose mutuamente. Escribe en un cuaderno tus respuestas.

[1¿Qué te tienta a pensar que no tienes lo necesario para llevar a cabo la misión de Dios? ¿Qué te gustaría hacer para cumplir la misión de Dios, pero temes intentarlo? ¿Contra cuáles pensamientos y emociones luchas?

[2] ¿Cuántos panes tienes? (Se honesto) ¿Cómo podría Dios usar tu aparentemente pequeño don?

[3] ¿Qué te pide Dios que hagas para él o para otros esta semana? ¿Por qué es eso importante?

[4] ¿Qué vas a entregarle a Dios, para su uso en la misión?

[5] ¿Qué apoyo o recursos necesitas de otros esta semana? ¿Qué apoyo o recursos necesitan otros de ti?

 
 
 
  

Compromiso

 

 
 
 

 

 

Señor, estoy muy emocionado por todas las cosas que me gustaría hacer por ti y por la gente. Por ejemplo… [dile a Dios lo que quisieras hacer por él y por la gente.]

Con frecuencia creo que no tengo lo que se necesita. Entiendo lo que quieres de mí y creo que no lo puedo hacer. Para ser honesto, creo que quieres que dé lo que no tengo.

Pero tú prometes que eso no es cierto. Sólo quieres lo que tengo… todo lo que tengo. Y aunque me parece muy poco, aquí está. Aquí estoy. Como un acto de fe en ti, esta esta semana voy a… [dile a Dios algo que vas a hacer como un acto de obediencia en cumplimiento de la misión.]

Ruego esto también por [nombre de tus compañeros], para que valientemente te entreguen todo, y que tú les proveas de confianza en tu completa suficiencia a través de ellos.

 
 
 

 

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.