Ceremonia de unción de enfermos

La unción de los enfermos puede llevarse a cabo en cualquier lugar donde sea necesario: en casa, en el hospital, o durante el culto semanal.

Dependiendo de los deseos de la persona a ungir, la ceremonia de unción puede involucrar a sólo un oficiante o a varios miembros de la congregación. Cuando el ungimiento incluya miembros de sexos opuestos es obligatorio que estén presentes por lo menos tres personas.

Una oración breve puede preceder a la unción, dándole gracias a Dios por su gracia y su amor y por escuchar las oraciones de su pueblo en sus necesidades.

El oficiante debe luego poner sus manos en la cabeza o los hombros de la persona enferma, o simplemente tomarle la mano, y orar por sanidad.

El enfermo podrá entonces ser ungido con aceite (de preferencia aceite de oliva) por el oficiante, quien mojará su dedo en el aceite y lo aplicará a la frente de la persona (Si así lo desea, el oficiante puede hacer la señal de la cruz en la frente de la persona) mientras dice una frase similar a: “Te unjo para la sanación en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén”.

Oración modelo:

Padre Nuestro, oramos por (nombre de la persona enferma) pidiéndote que en tu misericordia y poder hagas lo que es correcto y bueno en su vida. En la comunión del Espíritu Santo, quien nos ministra tu amor, y en unión y comunión con Jesucristo, tu Hijo amado, unidos te suplicamos que (nombre de la persona a ungir) reciba la sanidad ahora, como sabemos que tendrá sanidad en la vida venidera. Te lo pedimos en el nombre de Jesús. Amén.

Ceremonia-uncion-enfermos PDF para imprimir

 

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.