La Iglesia Saludable Comienza con un Liderazgo Saludable

Queridos Pastores y Líderes de Ministerio:

¿Cómo es estar al otro lado de ti?

Nunca olvidaré la primera vez que oí esa pregunta de un consultor de liderazgo. Usó la ilustración del brócoli en los dientes: todos los demás saben que está ahí, pero uno no lo ve hasta que se mira en el espejo.

(fuente)

He pasado la mayor parte de los últimos 25 años aprendiendo sobre liderazgo. He leído muchos libros, he asistido a muchas conferencias y he tomado muchos cursos. La mayor parte de lo que he aprendido, sin embargo, ha sido sobre el terreno -aprender a través de la experiencia- permitiendo que otros hablen en mi vida mientras comparto éxitos y fracasos con otros. Desafortunadamente para algunos que han trabajado conmigo, ustedes saben que sigo aprendiendo de mis errores.

No me gusta cometer errores, pero sé que son parte de la curva de aprendizaje de pasar de la incompetencia inconsciente a la competencia inconsciente, pasando de no saber lo que no se sabe a liderar casi instintivamente. Aunque a todos nos gusta aprender de nuestros errores, a ninguno de nosotros nos gusta cuando nuestros errores causan confusión, ofensa o daño a otros. Mi oración es que nunca me gradúe de la escuela de autoconciencia. Mi objetivo, y el objetivo de cada uno de los Directores Regionales de los EE.UU. es conocernos mejor a nosotros mismos para poder dirigir más eficazmente.

Cuando el consultor hizo la pregunta:»¿Cómo es estar al otro lado de ti?» Tuve que parar a pensar. Nunca me había hecho esa pregunta ni siquiera la había considerado. Continuó hablando de las tendencias que todos tenemos que conducen a patrones de comportamiento (buenos y malos), que determinan las acciones que tomamos. Estas acciones conducen entonces a consecuencias -otra vez buenas y malas- que conforman nuestra realidad. Aquí hay un gráfico que ilustra el punto:

Permíteme darte un ejemplo de cómo funciona esto.

Durante años he practicado lo que se llama la escucha autobiográfica. Me estás contando una historia sobre cómo te rompiste la pierna, y en mi esfuerzo por demostrar que puedo relacionarme con tu historia, tan pronto como terminas, comparto una historia sobre cómo me rompí la pierna en tres lugares y me llevó meses sanar. Esta tendencia a la escucha autobiográfica se había convertido en un patrón en mi vida, lo que me llevó a una acción de interrumpir a la persona que hablaba y/o a no hacer preguntas de seguimiento.

Como resultado de estas tendencias, tú rápidamente concluyes que estoy más preocupado por compartir mi historia que por escuchar la tuya. Puedes ver cómo esto puede llevar a una conclusión negativa: «Rick no se preocupa por mí; sólo está interesado en sí mismo.» Como resultado, tú compartes menos y te retiras. Esto cambia mi realidad: «Oye, soy un tipo amigable, ¿por qué la gente se retira? Quizás necesito ser más abierto, compartir más sobre mí mismo para que los demás vean que realmente me identifico con ellos». Y la secuencia continúa.

Una vez que me enteré del brócoli en mis dientes, aprendí a empezar a hacer preguntas de seguimiento y a no compartir mis historias a menos que me lo pidieran. Cuando hago esto, empiezas a concluir que estoy interesado en ti. Esta acción conduce a consecuencias positivas y a una realidad saludable. El círculo infinito en el gráfico de arriba indica que nunca nos graduamos de la escuela de la autoconciencia creciente.

¿Qué es el brócoli en tus dientes? ¿Estás dispuesto a preguntarles a las personas con las que trabajas? ¿Aquellos a los que diriges? Una palabra de precaución: antes de señalar el brócoli en los dientes de otra persona, espera hasta que te pregunten, o hasta que hagas la pregunta importante, «¿Puedo plantear un desafío para tí? Si la respuesta es afirmativa, sabes que la persona quiere crecer.

¿Qué clase de líder eres? ¿Eres un líder saludable? ¿Quieres convertirte en un líder saludable? Antes de poder dirigir a otros de manera efectiva, necesitas ser un líder saludable. Una pregunta de seguimiento sería la siguiente: ¿la congregación que diriges está basada en un equipo y liderada por un pastor, o está liderada por un pastor y basada en un equipo? Hay una diferencia.

En CGI creemos que el ministerio saludable es liderado por un Pastor Basado en Equipos. Esto se practica en los niveles más altos de nuestra denominación y es nuestra meta que nuestras congregaciones practiquen una forma de ministerio basada en el equipos y liderados por el pastor. El Presidente de CGI, Greg Williams, ha estado trabajando con el Coordinador Nacional de Ministerios de Multiplicación de Iglesias, Heber Ticas, los Directores Regionales de los EE.UU. y el equipo de Comunicaciones CGI para encontrar la manera más efectiva de compartir el aspecto del ministerio basado en el equipo y liderado por el pastor.

En este número de Capacitador, compartimos ilustraciones para ayudar a que nuestro enfoque sea lo más claro posible. Desempaquetaremos estas ilustraciones durante el año. También hemos incluido en este número un artículo que describe las tres sedes del ministerio que creemos deben ser el enfoque principal de una congregación basada en el equipo y liderada por un pastor.

Este número de Capacitador ofrece un breve resumen de hacia dónde nos dirigimos en 2019. Espero que disfruten el viaje a medida que avanzamos hacia nuestra visión de una iglesia saludable, donde cada congregación se convierte en la expresión más saludable de la iglesia que puede ser.

Orando por un Liderazgo Saludable,

Rick Shallenberger
Editor de Capacitador CGI
Director Regional de EE.UU.

About Comunión de Gracia

COMUNIÓN DE GRACIA INTERNACIONAL [GRACE COMMUNION INTERNATIONAL], es una denominación evangélica activa en casi 100 países y territorios con una afiliación internacional de alrededor de 42 mil miembros y 900 congregaciones. Nuestra misión es “vivir y compartir el evangelio”. Creemos en la unidad espiritual de todos los creyentes en nuestro Señor Jesucristo. Le invitamos a reunirse con nosotros en nuestros servicios de adoración donde escuchará el evangelio de Jesucristo y conocerá a otros cristianos que están experimentando su relación con Jesucristo, así como usted.

Escribe tu comentario: