Amonestando y enseñando

Colosenses en un año  Semana 14

 A quien anunciamos, amonestando a todo hombre, y enseñando a todo hombre en toda sabiduría, a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre; para lo cual también trabajo, luchando según la potencia de él, la cual actúa poderosamente en mí. Colosenses 1:28-29

amonestar

Descargar guia de estudio: Semana 14 – Colosenses en un año – Amonestando y enseñando

 

 

 

 

 

 

 

 

Guía de Estudio Bíblico

Colosenses – Semana 14

Amonestando y enseñando

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A quien anunciamos, amonestando a  todo hombre, y enseñando  a todo hombre en toda sabiduría, a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús
a todo hombre; para lo cual también trabajo, luchando según la potencia de
él, la cual actúa poderosamente en mí.   Colosenses 1:28-29

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  

Para conversar

 

 

 

 

 

 

[1]¿Cómo debemos amonestar a todo hombre?  ¿Amonestar significa criticar o censurar ciertas acciones de las personas?  Colosenses 1:28  y  Hechos 20:20-21

 

[2]¿Por qué es necesario enseñar además de amonestar?  Jeremías 1:10

 

[3]¿Cuál sabiduría es la que debemos enseñar?  1 Corintios 1:24 y 30; y 1 Corintios 2:1-7

 

[4]¿Cuál es el propósito de la amonestación y la enseñanza?  Colosenses 1:28

 

[5]  ¿Cómo podemos ser “perfectos en Cristo Jesús”?  Efesios 4:12-16

 

[6]¿Por qué el trabajo misionero es considerado como “trabajo” y “lucha”?  1 Tesalonicenses 5:12 y 1 Timoteo 4:10

 

[7]¿Quién provee la fuerza para realizar el trabajo de amonestación y enseñanza?  Filipenses 4:13 y Colosenses 1:11

 

[8]¿Cómo se compara el ministerio cristiano de presentar a todo hombre delante de Dios, con la responsabilidad de preparar una virgen para el día de su matrimonio?  2 Corintios 11:2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aplicación

 

 

 

 

 

 

[A] ¿Puede el creyente por sus propios esfuerzos o con la ayuda del pastor presentarse perfecto ante Dios?  ¿Cuál es la tarea del pastor?  Comente

 

[B] ¿Por qué las personas prefieren una predicación que los “entretiene” en lugar de la amonestación y la enseñanza?  Isaías 30:9-11.  Comente

 

[c] El ministerio cristiano es tarea de todos.  ¿Lo estamos cumpliendo?  ¿Cómo lo hacemos?

 

 

 

 

 

 

 

Compromiso

 

 

 

 

 

 

“Señor, ayúdame a participar en el ministerio de amonestar y enseñar a todas las personas la buena noticia de Cristo Jesús. Gracias por proveerme la fuerza y el poder para hacerlo.

 Ayúdame a ser una persona que diga palabras que edifiquen y no que destruyan. Ayúdame a expresar vida y no muerte en las situaciones y a las personas que me rodean. Llena cada día mi corazón de modo que Tu amor y bondad fluyan desde mi corazón y mis labios.

 Ayúdame a hablar sólo de cosas que sean verdaderas, respetables, justas, puras, amables, dignas de admiración, excelentes y que merezcan elogio. No permitas que  mi boca hable maldad o cosas mentirosas, sino que pueda hablar conforme a las palabras de Dios a fin de que sea glorificado Tu nombre (1 Pedro 4:11).

 Que cada palabra que hable refleje Tu pureza y amor. Llena mi corazón de amor, paz y gozo a fin de que fluyan por mi boca. Ayúdame a no apresurarme al hablar y a no hablar demasiado, dame las palabras que debo decir cuando hablo. Que hable con sabiduría, gracia y claridad, Que pueda edificar a otros y transmitir la esperanza que hay en mí. Que pueda compartir mi fe con aquellas personas que no te conocen.””.

 

 

 

 

 

 

 

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.