Gracia desequilibrada

Gracia desequilibrada

Si Dios usara una balanza, un platillo estaría en el cielo y el otro descansando sobre la mesa. ¿Cómo puede ser la gracia tan desequilibrada? El amor y la gracia de Dios pesan mucho más que sus propias leyes incluso. Bendito sea Dios que a diferencia del rey Arturo, es más poderoso que la ley. Y usa una balanza diferente, una de misericordia equilibrada solo con más amor y gracia.

La humanidad es una sola

La humanidad es una sola

La creación nos revela también la naturaleza de su creador: nuestro cuerpo está formado por células, que individualmente tienen vida, pero en su conjunto hacen un solo ser diferente a cada una de ellas; así, todos nosotros somos como las células vivas de otro cuerpo mayor, que es la humanidad. Esto ratifica la unipluralidad de la humanidad: un solo ser en el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.