Ver a la gente como Jesús los ve

Solo entre nosotros
Por Rick Shallenberger

Rick ShallenbergerCuando salí del aeropuerto de Dhaka, Bangladesh y me dirigí hacia el taxi , me sentí abrumado por la gran cantidad de automóviles, bicicletas, camiones, moto taxis de tres ruedas y gente en todas partes. Mis pensamientos se dirigieron a Marcos 6:34: «Y saliendo Jesús, vio una gran multitud, y tuvo compasión de ellos, porque eran como ovejas sin pastor. Así que comenzó a enseñarles muchas cosas».

Cuando llegamos a nuestro hotel, nos dijeron que entráramos rápidamente y no saliéramos sin alguien de Bangladesh acompañándonos. Evidentemente, el hotel estaba en una zona de alta criminalidad con los carteristas que trabajan en equipo. Una de las primeras cosas que noté fue el gran número de personas en busca de limosnas. Algunos eran paralíticos, algunos tenían niños pequeños con ellos y algunos no presentaban ninguna diferencia con cualquier otra persona en la calle. Era difícil determinar la diferencia entre aquellos que realmente lo necesitan y los mendigos de profesión. Habíamos sido advertidos de no dar dinero a nadie, ya que podría causar problemas en la calle. Pero era inquietante ver a tantos necesitados y darme cuenta de que no podía hacer nada por estos hijos amados de Dios.

Sí, así es como yo los vi. Eran hijos amados de Dios que necesitan conocer a su Abba / Padre y de su amor por ellos. Tuve compasión de ellos por su vida llena de anhelo, búsqueda de respuestas, su dolor.

No siempre vi a las personas de esta manera. En tiempos pasados he viajado a países en desarrollo y me impacientaba con la gente del lugar. Me cansaba de la mendicidad incesante, de la contaminación en las calles, de la forma grosera en que me estaban tratando, del comportamiento grosero en las filas. (Aunque por lo general no había filas, sólo una turba desplazándose hacia adelante tratando de llegar a la parte delantera.) Me sentía frustrado por la incapacidad o falta de voluntad de la población local para llegar a tiempo.

Dios me ha ayudado a ver a la gente como Él la ve, esto ha cambiado mi visión del mundo. Estoy aprendiendo a apreciar las diferencias culturales. Estoy aprendiendo a amar y apreciar a las personas como son. Una vez que mi visión del mundo cambió, mi comportamiento hacia los demás cambió, y me pareció más fácil construir relaciones con los hijos amados de Dios en las diferentes culturas.

Tú no tienes que cruzar océanos para aprender esto. Tenemos múltiples culturas en nuestras comunidades, en nuestros restaurantes y tiendas. Y no se trata sólo de la cultura. Cuando le pedimos a Dios ver a los demás como Él los ve, dejamos de prestar tanta atención al género, la edad, la raza, la etnia, el estilo de vida o los antecedentes religiosos. Empezamos a ver a la gente como Jesús los vio, y empezamos a responder como Jesús respondió.

«Él tuvo compasión de ellos y comenzó a enseñarles muchas cosas.»

Cuando empezamos a ver a los demás desde el punto de vista de Dios, los vemos como hermanos y hermanas en Cristo. En otras palabras, como iguales. Vemos a los demás como personas de valor. Vemos a la gente que Jesús ama y por quienes murió y vive. Vemos a la gente que Jesús ha perdonado, adoptado, reconciliado e incluido – lo sepan o no. Vemos a muchos que están confundidos acerca de quién es Dios, y nosotros los amamos tal y como son. Vemos algunos que no tienen idea de que Dios es real o bueno o su Abba / Padre y actúan así, y los amamos de todos modos. Vemos algunos que viven estilos de vida que nos asustan, o que nos oponemos personalmente, y los amamos de todos modos, porque son hijos de Dios.

Cuando le pedimos a Dios que nos ayude a ver a los demás como él los ve, creo que nos da la capacidad de amar a las personas, independientemente de lo que son, lo que creen o lo que hacen. Pero deseamos que de alguna manera, de alguna manera, vamos a ver un poco de lo que Dios es a través de nuestra respuesta a ellos. Nuestra constante esperanza y oración es que Dios nos use para ayudar a que todos sepan que son amados y que están incluidos.

Bendiciones, Rick

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.