Miren las aves del cielo. No plantan ni cosechan ni guardan comida en graneros, porque el Padre celestial las alimenta. ¿Y no son ustedes para él mucho más valiosos que ellas? Mateo 6:26

Jesús nos invita a dar una respuesta de confianza radical en el Dios que no podemos ver, al reflexionar sobre la naturaleza del mundo que sí podemos ver. En este proceso de mirar, reflexionar y confiar, nos damos cuenta de nuestro verdadero valor que Dios nos da.

  • Tómate el tiempo hoy… para «mirar las aves del cielo», para considerar la maravilla y la belleza del mundo.
  • Transforma tu vida… ¿Qué le da a tu vida su verdadero valor? ¿Qué significa para ti encontrar tu verdadero valor en Dios?
  • Haz tiempo hoy… para alimentar a las aves, valorar la creación y vivir en correspondencia a tu valor en el mundo de Dios.

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.