ed35b10d2ff21c3e81584d04ee44408be273e7d21db5144494f2_640_lavando-manospor James R. Henderson

¿Das tú una mano de ayuda? La unidad es una fuerte tradición en la sociedad africana. La idea es que nadie esté solo y aislado de los demás.

La tribu Xhosa de Suráfrica tiene un proverbio que ilustra la tradición: «Izandla ziyahlambana” que significa, “una mano lava a la otra”.

¿Has intentado que tu mano derecha se lave a sí misma sin la ayuda de la mano izquierda? Es difícil, ¿No? Nuestras manos están diseñadas para que una lave a la otra.

Cuidar unos de otros es un valor cristiano fundamental. Debemos “llevar unos las cargas de los otros, de esta manera cumplimos la ley de Cristo” (Gálatas 6:2).

Es más fácil decirlo que hacerlo.

En el mundo totalmente egoísta de hoy, parece que nos preocupamos más por lo que otros pueden hacer por nosotros, que por lo que nosotros podemos hacer por los demás. La idea de sacrificar nuestro tiempo o esfuerzo por alguien más parece terriblemente anticuado, pero Cristo nos enseña que debemos servir a los demás como él nos sirve a nosotros.

La próxima vez que laves tus manos y veas a tu mano derecha lavar a la izquierda y viceversa, permite que esta acción, que nos parece rutinaria, te recuerde tus valores cristianos. “Queridos amigos, puesto que Dios nos amó tanto, nosotros debemos también amarnos unos a otros” (1 Juan 4:11).

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.