Un grandioso plan

¿Has oído de la predestinación?, ¿Sabes lo que es?, ¿Crees en ella?

predestinacion

«Dios nos eligió en él desde antes de la creación del mundo, para que fuésemos santos y sin culpa ante él en amor. Y nos predestinó para ser sus hijos adoptivos por Jesucristo, conforme al afecto de su voluntad». Efesios 1:4, 5

¿Qué es la predestinación? Te lo explico con un ejemplo: ¿Qué te parece si te invito a un paseo este fin de semana? Ya te tendría preparado la comida, el lugar y hasta el transporte. Lo único que tú tienes que hacer es venir al paseo. Yo no puedo obligarte a venir si no lo quieres.

Grandioso porque somos elegidos

Siempre, en el mundo en que vivimos, queremos ser parte de un grupo en común. Si no somos parte del grupo de los buenos, somos de los malos. Hay quienes se preocupan por pertenecer a cierto grupo financiero o mercantil. Hay otros que pertenecen a un grupo por la preferencia de un equipo favorito de fútbol, etc.

En cuestiones religiosas, tampoco hay excepción; o pertenecemos a los católicos o a los protestantes, a los induistas o a los lamas, a los budistas o a los musulmanes. En fin todos pertenecen a un grupo, hasta los incrédulos y ateos.

Pero en realidad sólo existen 2 grupos a pesar de todas las divisiones que existen. El de los elegidos y el de los no elegidos.

Nosotros somos elegidos por Dios, somos su linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido como nos lo dice Pedro (1 Pedro 2: 9). Dios nos eligió…, para que fuésemos santos y sin culpa… (Efesios 1: 4).

Grandioso al ser predestinados para ser hijos adoptivos

Dios nos eligió desde antes de la fundación del mundo. Esto implica que existe una predestinación, es decir, un destino trazado con anterioridad en nuestra vida. ¡Qué hermoso es el amor de Dios al tenernos destinados desde antes de la fundación del mundo!

…Para ser sus hijos adoptivos es una declaración más hermosa todavía que la primera, porque, si bien es cierto que, es muy reconfortante saber que fuimos tomados en cuenta aún antes de existir, es mucho más agradable conocer para qué somos tomados en cuenta, y en este caso es el mayor privilegio del hombre: el ser hijo de Dios.

Pero más grande que el hecho de que somos elegidos y el de que lo somos para ser hijos de Dios, es el de conocer el medio por el cual obtenemos esto.

Y no sólo esto, sino que también nos alegramos en Dios por el Señor nuestro Jesucristo, por medio de quien hemos recibido ahora la reconciliación. (Romanos 5: 11)

Bendito el Dios Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su gran misericordia nos generó en esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de entre los muertos. (1 Pedro 1: 3)

Y nos predestino para ser sus hijos adoptivos por Jesucristo, conforme al afecto de su voluntad.

Grandioso porque es para todos

Pero, si soy predestinado, ¿acaso no tengo opción? ¿Y mi hermano? Dios predestinó a todos los seres humanos para que seamos sus hijos. Dios nos invita a disfrutar de una vida en relación íntima con Padre, Hijo y Espíritu Santo, así como yo te invité al paseo. Pero hay una condición en ambos casos: que tú quieras participar. Dios no ha excluido a nadie y él quiere que todos disfrutemos de la comunión con él.

Todo está dispuesto para el viaje final. Dios te creó. Te predestinó. Te dio la salvación. Te ama y te quiere participando en el círculo de amor de Padre, Hijo y Espíritu. ¿Qué harás?


Lectura recomendada: 

La predestinacion: ¿Te deja Dios elegir en realidad tu propio destino?

 

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.