Volverán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en podaderas. Isaías 2:4

Los profetas, a quienes llamaban videntes, nos ayudan a afianzarnos a una nueva perspectiva, a ver el presente a la luz del futuro. Para comprender la visión y vivir ahora.

El canto de Isaías es una visión de la paz (ver el canto completo más abajo). Las armas de guerra se han convertido en herramientas para la agricultura. Personas cansadas encuentran la unidad caminando juntos en los caminos de Dios.

  • Tómate el tiempo hoy para  imaginar, para ver, un mundo en paz. ¿Qué imágenes vienen a tu mente? ¿Qué esperanza viene a tu corazón?
  • Enciende una luz ora por la paz en el mundo, haz una pausa para orar por un lugar que salió hoy en las noticias o una situación en tu corazón.
  • Haz tiempo hoy para vivir una canto de paz. ¿Dónde puede la música de tu vida, tus palabras y tus acciones, traer paz sanación y reconciliación?

y sería bueno saber donde estás cantando tu canto de paz hoy…  deja aquí tus comentarios o sube tus fotos. 

 El canto de Isaías

Cuando pase mucho tiempo,
quedará afianzado el monte
de la casa del Señor:
el primero entre los montes,
descollando entre las colinas.
A él confluirán todas las naciones,
acudirán cantidad de pueblos, que dirán:
“Vengan, subamos al monte del Señor,
a la casa del Dios de Jacob;
él nos indicará sus caminos,
nosotros iremos por sus sendas”.
Y es que saldrá de Sión la ley;
de Jerusalén la palabra del Señor.
Juzgará entre nación y nación,
arbitrará a pueblos numerosos.
Convertirán sus espadas en arados,
harán hoces con sus lanzas.
No se amenazarán las naciones con la espada,
ni se adiestrarán más para la guerra.
¡Vengan, pueblo de Jacob,
caminemos a la luz del Señor!
Isaías 2:2-5

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.