No tuve palabras para esta mujer

Por Linda Dyer El féretro abierto al frente de la capilla de la funeraria era el cuarto y el último. Toda la familia había sucumbido al sida. La joven esposa fue la primera en fallecer, seguida del hijo de 5 años de edad (sus funerales se llevaron a cabo exactamente…

leer más