Sed perfectos

.

.

Leer “Sed, pues, vosotros perfectos, así como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto” en Mateo 5:48 me recuerda todas mis imperfecciones,- las cuales son muchas seguramente. La imperfección que me disgusta más en la vida es la de que no soy perfecta.

Aquellos que luchan por la perfección conocen muy bien el sentimiento de nunca ser suficientemente bueno. Somos como aquellos niños que aprenden el alfabeto por primera vez y que rompen el papel en el momento que se dan cuenta que no han hecho bien una letra. Sin importar que ya hayan llegado a la “R” sin problema. Si la “S” está mal trazada,  entonces va a la basura. Prácticamente las personas perfectas son muy estrictas consigo mismas.

En términos psicológicos, perfeccionismo es la creencia de que la perfección puede y debe ser alcanzada. Cuando esta creencia se transforma en pensamiento, cualquier cosa menos que perfecta es inaceptable y empiezan los problemas. A los ojos de un perfeccionista, el valor de una persona se mide en términos de impecabilidad. Por supuesto, las ideas de perfección varían de persona a persona. Los perfeccionistas establecen rígidos parámetros de perfección para ellos mismos y algunas veces para otros. Nunca sienten “estar a la altura”.

Una de mis citas favoritas en el cine se encuentra en la película Mary Poppins cuando ella contesta con sentido del humor : “Nosotros, la gente perfecta, prácticamente no cometemos errores.” Poppins, como la mayoría, asocia la perfección con no cometer errores. Algunas veces los cristianos cometemos el mismo error al leer la Biblia. En realidad, la palabra “perfecto” en La escritura anterior es telios, que significa: terminado, bien desarrollado, maduro, que no le falta algo, íntegro. No tiene que ver con cometer errores o no ser suficientemente bueno.

Las personas habitualmente piensan que la perfección se refiere a características físicas como: ser bueno, exitoso o no cometer pecados. Cuando Dios habla de perfección, quiere que “estemos completos” al ser uno espiritualmente con Su Hijo, Jesucristo. Esta perfección no está diseñada para hacernos ver bien o para que nos desempeñemos impecablemente, sino para dejar que la vida de Cristo sea manifiesta a través de nosotros. La perfección física está más interesada en las acciones que realizamos a cierto nivel, mientras que la perfección espiritual es acerca de llegar a ser totalmente dependientes de Dios, dejándole trabajar a través de nosotros para hacer su voluntad- no la nuestra. La voluntad de ÉL no está centrada en el “Yo”.

La Buena noticia es que a la vista de Dios nosotros ya somos perfectos en Cristo. Somos reconciliados a través de Jesucristo y Él vive en nosotros. Esto no viene de nuestros falsos conceptos de tratar de alcanzar la perfección o ser suficientemente bueno. Es un regalo otorgado a nosotros gratuitamente. Con Cristo en nosotros somos  hechos completos y nada nos falta.

¿Cometeremos equivocaciones? Seguro. Pero recuerde- la perfección de la que se habla en esta escritura no es acerca de lo que hacemos; es acerca de lo que Cristo hace. Su vida en nosotros es lo que nos hace perfectos.

A los lectores que disfrutan la columna de Bárbara también les gustarán sus divertidas historias de más de 40 años de vida como esposa de pastor. “Zorro y Yo- Aventuras con un Hombre Enmascarado y una Espada”, Pleasant Word, ISBN 1414114850

sed-perfectos

[gview file=»https://comuniondegracia.org/blog/wp-content/uploads/2011/02/sed-perfectos.pdf»]

About Comunión de Gracia

COMUNIÓN DE GRACIA INTERNACIONAL [GRACE COMMUNION INTERNATIONAL], es una denominación evangélica activa en casi 100 países y territorios con una afiliación internacional de alrededor de 42 mil miembros y 900 congregaciones. Nuestra misión es “vivir y compartir el evangelio”. Creemos en la unidad espiritual de todos los creyentes en nuestro Señor Jesucristo. Le invitamos a reunirse con nosotros en nuestros servicios de adoración donde escuchará el evangelio de Jesucristo y conocerá a otros cristianos que están experimentando su relación con Jesucristo, así como usted.

Escribe tu comentario: