Principios de interpretación bíblica

El objetivo principal de este artículo es mostrar un proceso para la interpretación teológica de las Sagradas Escrituras a la luz de la fe trinitaria encarnacional histórica y ortodoxa. El proceso utilizado aquí se basa en los siguientes principios:

  • Las Escrituras y el Evangelio
  • Quién es Jesús
  • Universal y personal
  • Contexto y lenguaje

Las Escrituras y el Evangelio

Ustedes estudian las Escrituras a fondo porque piensan que ellas les dan vida eterna. ¡ Pero las Escrituras me señalan a mí! Sin embargo, ustedes se niegan a venir a mí para recibir esa vida. Juan 5:39-40

La Santa Biblia es la Palabra de Dios escrita, inspirada por el Espíritu Santo para revelar, a través de la palabra apostólica de Dios (el testimonio de los apóstoles del Evangelio), la verdad acerca de la Palabra Viva de Dios, Jesucristo.

Quién es Jesús

La Escritura se interpreta correctamente a la luz de la respuesta a una pregunta clave: ¿Quién es Jesús? Las Escrituras muestran que Jesús es completamente Dios (doctrina de la Trinidad) y completamente humano (la doctrina de la Encarnación ). Por medio de su vida, muerte, resurrección y ascensión, Jesús ha unido a toda la humanidad con Dios (la doctrina de la Expiación). Una mejor comprensión de las Escrituras se logra cuando en oración conformamos nuestro pensamiento a la revelación de la persona y obra de Jesús.

Universal y personal

Una correcta interpretación de los pasajes del Nuevo Testamento a menudo requiere discernir entre dos «realidades». Una de ellas es la realidad de Dios – la verdad de lo universal (objetivo) la inclusión de toda la humanidad en el amor de Dios y la vida en Jesús. La otra es la realidad humana – personal (subjetiva) la experiencia de la gente, ya que o aceptan la realidad de Dios o la rechazan (o, como suele ser el caso, simplemente no son conscientes de ella).

Ejemplos:

La realidad objetiva y universal: La tierra rota sobre su propio eje. El sol no se mueve.

La realidad subjetiva y personal: El sol se mueve. Sale el sol , y se pone el sol , y se apresura a volver al lugar de donde se levanta. (Eclesiastés 1:5) Y el sol se detuvo y la luna se paró… Y el sol se paró en medio del cielo, y no se apresuró a ponerse casi un día entero. (Josué 10:13)

La realidad objetiva y universal: La segunda guerra mundial terminó. Ya no hay preocupación ni angustia, sólo alegría.

La realidad subjetiva y personal: Shoichi Yokoi , el soldado que sobrevivio 28 años sin saber que la II guerra mundial habia terminado. Aunque llegó a escuchar alguna noticia sobre el fin de la guerra, supuso que se trataba de propaganda estadounidense, y cumpliendo su promesa de no entregarse al enemigo, permaneció en la selva.

La realidad objetiva y universal: En Cristo toda la humanidad está perdonada y reconciliada con Dios. Pues a Dios, en toda su plenitud , le agradó vivir en Cristo , y por medio de él, Dios reconcilió consigo todas las cosas . Hizo la paz con todo lo que existe en el cielo y en la tierra , por medio de la sangre de Cristo en la cruz. Colosenses 1:15-20

La realidad subjetiva y personal: No creer la buena noticia= advertencias sobre seguir viviendo en la oscuridad de la incredulidad con su distorsión de la realidad de Dios. Eso los incluye a ustedes, que antes estaban lejos de Dios. Eran sus enemigos, estaban separados de él por sus malos pensamientos y acciones. Colosenses 1:21

Contexto y lenguaje

La interpretación cuidadosa también implica tomar en cuenta el contexto histórico, cultural y literario de cada pasaje. Además , debido a que la riqueza y las sutilezas del texto original a veces se pierden en la traducción, es importante revisar traducciones alternativas y consultar diccionarios u otras ayudas. Para más información sobre este problema, consulte Elementos de la exégesis bíblica: Una guía básica para estudiantes y ministros por Michael Gorman (Hendrickson, 2009).

Principios de interpretacion biblica

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.