Piense como cristiano | Guía para Estudio Bíblico

Todo lo que necesitamos lo tenemos en Cristo.

Escritura: Colosenses 2:8-15

Pablo dice en Colosenses 2:8, «Miren que nadie los haga cautivos por medio de su filosofía y vanas sutilezas, según la tradición de los hombres, conforme a los principios (las normas) elementales del mundo y no según Cristo«. Luego pasa a describir una manera de pensar acerca de nuestra relación con Dios, que es diferente de lo que todo el mundo o cualquier religión enseñan. En contraste con lo que enseñan las «filosofías mundanas», Pablo audazmente afirma que todo lo que necesitamos lo tenemos en Cristo. Hay tres cosas en particular que vamos a ver en este estudio.

Pseudo Religión

Hace unos años, una pseudo-religión comenzó a abrirse camino en el modo de pensar de las personas. Se puede ver evidencia de ello en los libros de autoayuda, la música moderna, películas taquilleras, teología de TV, e incluso en los programas escolares de América. Esta pseudo-religión comúnmente se conoce como la filosofía de la Nueva Era. Su propósito es socavar todo lo que consideramos sagrado. Pero en realidad no hay nada nuevo en la filosofía de la Nueva Era o cualquier otra filosofía humanista en la actualidad. Estas han existido de una forma u otra desde hace siglos, y siempre han cuestionado los principios espirituales más básicos que se enseñan en las Escrituras. Las Filosofías Humanistas enseñan que sólo te necesitas a ti mismo para lograr la salvación personal; la Biblia enseña que no se puede tener sin Cristo.

¿El pecado es intrascendente?

Las filosofías humanistas enseñan que el pecado es intrascendente. Pero cualquier persona que realmente piensa las cosas sabe que el pecado no es intrascendente. Cualquiera que lo haya intentado alguna vez sabe que no tenemos el poder para salvarnos a nosotros mismos; necesitamos ayuda. No obstante, aunque el pecado no deja de tener consecuencias, Dios ha provisto una forma de lidiar con el pecado que destruye su fortaleza en nuestras vidas de una vez por todas.

Para Comentar…

[P1] Nombra algunas formas en que nuestra sociedad enseña que el pecado no tiene consecuencias. ¿Qué pruebas hay de que esto no es cierto?

[P2] ¿Por qué algunas personas parecen ser buenas sin Cristo? ¿Qué los hace ser de esa manera?

[P3] ¿Ser bueno es suficiente? ¿Por qué o por qué no?

[P4] ¿Cómo definirías el pecado?

[P5] ¿Por qué el pecado ofende a Dios?

El neopaganismo

En los últimos años la religión conocida como Wicca (o neopaganismo) se ha hecho popular en todo el Occidente. Enseña sobre todo que la creación es sagrada y por lo tanto la Madre Tierra debe ser adorada. Pablo describe nuestra relación con Dios en términos más simples y sencillos.

Lea Colosenses 2:8-10.

Miren que nadie los haga cautivos por medio de su filosofía y vanas sutilezas, según la tradición de los hombres, conforme a los principios (las normas) elementales del mundo y no según Cristo.
Porque toda la plenitud de la Deidad reside corporalmente en Él, y ustedes han sido hechos completos (han alcanzado plenitud) en Él, que es la cabeza sobre todo poder y autoridad.

[P6] ¿Cómo puedes experimentar la plenitud de Dios?

Si quieres experimentar la plenitud de Dios, sólo hay una manera de hacerlo. No tienes que cantar, bailar, afeitarte la cabeza, mutilar tu cuerpo, usar un traje divertido, o unirte a un club. Todo lo que tienes que hacer, todo lo que puedes hacer, para experimentar la plenitud de Dios es conectar con él a través de una relación personal con Jesucristo, porque Cristo es la plenitud de Dios. Cuando tienes una relación con Cristo, tienes todo lo que Dios ofrece. Tienes acceso a él en cualquier momento del día o de la noche. Puedes orar a él, cantarle, llorar con él, hablar con él, o simplemente descansar en su presencia. Cuando tienes una relación con Cristo, él vive dentro de ti. Su Espíritu te consuela, te enseña, te guía y te convence de pecado para que puedas aprender a ser una mejor persona. Cuando tienes una relación con Cristo, tienes a Dios de tu lado. ¿Qué más necesitas? Él te protege a través de las tormentas de la vida, y te mantiene a salvo. Cuando tiene una relación con Cristo, tienes la seguridad de que vas a estar con Dios por toda la eternidad. Cuando tienes una relación con Cristo lo tienes todo y no hay experiencias adicionales que necesitas buscar ni verdad adicional fuera de la Escritura que necesitas descubrir. En Cristo tienes la plenitud de Dios.

[P7] ¿Cuáles son algunas filosofías huecas y engañosas que escuchamos regularmente hoy?

[P8] ¿Qué las hace vanas y engañosas?

[P9] ¿Cómo nos pueden llevar cautivos?

[P10] ¿Por qué son engañosos la tradición humana y los principios básicos de este mundo (v. 8)?

[P11] ¿De qué manera es Cristo radicalmente diferente de estas dos cosas?

[P12] ¿Qué significa en tu vida que Cristo es la cabeza de todo poder y autoridad (v. 10)? ¿Cómo afecta eso a tu vida del día a día?

En Cristo tenemos perdón de los pecados.

Si crees que no has pecado, no sientes necesidad de perdón. El hecho de que Dios nos perdonó es evidencia de que necesitamos perdón.

Lea Romanos 3:23-24

Por cuanto todos pecaron y no alcanzan la gloria de Dios, todos son justificados gratuitamente por Su gracia por medio de la redención que es en Cristo Jesús.

Todos hemos pecado. Ninguno de nosotros es perfecto. Todos hemos tenido la misma experiencia: sabíamos lo que hay que hacer e hicimos lo que no debíamos hacer. O sabíamos lo que hay que hacer y no hicimos nada en absoluto. Todos hemos pecado, y todos estamos necesitados del perdón de Dios.

Lea Colosenses 2:11-15.

También en El ustedes fueron circuncidados con una circuncisión no hecha por manos, al quitar el cuerpo de la carne mediante la circuncisión de Cristo;
habiendo sido sepultados con El en el bautismo, en el cual también han resucitado con El por la fe en la acción del poder de Dios, que Lo resucitó de entre los muertos.

Y cuando ustedes estaban muertos en (por causa de) sus delitos y en la incircuncisión de su carne, Dios les dio vida juntamente con Cristo, habiéndonos perdonado todos los delitos, habiendo cancelado el documento de deuda que consistía en decretos contra nosotros y que nos era adverso, y lo ha quitado de en medio, clavándolo en la cruz.

Y habiendo despojado a (habiéndose desecho de) los poderes y autoridades, hizo de ellos un espectáculo público, triunfando sobre ellos por medio de El.

[P13] ¿Cuáles de tus pecados perdonó Cristo? Los que cometiste en el pasado, ¿verdad? ¿Qué pasa con los que cometerás en el futuro: los que puedes cometer mañana y pasado mañana? ¿Los ha perdonado?

Sí. Cuando Jesús murió en la cruz, él pagó el precio por todos tus pecados. Puedes preguntar: «¿Estás diciendo que si cometo un pecado mañana, ya está garantizado que soy perdonado?» Si la mujer es sorprendida en el acto mismo del adulterio nuevamente mañana, ¿qué le diría Jesús?

[P14] «¿Eso significa que puedo pecar todo lo que quiero porque de todos modos ya estoy perdonado?»

No. El hecho de que tu auto puede ir a 200 Kph no significa que sea una buena idea conducir tan rápido. Eso tiene sus consecuencias. El hecho de que Dios te ha perdonado tus pecados, no significa que sea una buena idea salir y cometer pecados – hay consecuencias que pagar. El perdón de Dios no nos da una excusa para pecar, pero nos da una razón para sentirnos seguros. Cuando fallamos podemos estar seguros de que Dios, en su misericordia, nos ha perdonado completamente en Cristo.

Nuestra actitud hacia el pecado

[P15] ¿Cuál de las siguientes afirmaciones es la que mejor representa lo que debe ser nuestra actitud hacia el pecado?

 Sé que voy a pecar, así que no me preocupo por eso.
 Sé que voy a pecar, pero confieso lo que sé que está mal.
 Sé que voy a pecar, y siempre me devasta.
 Yo sé que un día voy a llegar al punto en que dejaré de pecar.

El acta de los decretos

Lea Colosenses 2:14.

Anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz.

El «acta de los decretos» se refiere a la Ley del Antiguo Testamento – la lista de hacer y no hacer que todos tratan de cumplir. El problema con la ley es que se niega a calificar con curva. Un 9.5 se aproxima a 10 en la escuela, pero no funciona de esa manera con la ley.

Lea Santiago 2:10.

Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos.

¡Esas son malas noticias! Nadie puede guardar la ley 100 por ciento del tiempo. Por supuesto, Dios entiende esto, y por medio de Cristo nos ofrece una nueva manera de «llevar la cuenta» . Por Cristo hemos sido perdonados, y por medio de Cristo, Dios ha acabado con el «acta de los decretos» que sólo sirvió para condenar y nos ha dado una nueva ley para vivir: la ley del amor.

[P16] ¿Entonces eso significa que no tienes que tratar de ser bueno?

Por supuesto que no. Pero sí quiere decir que nuestra relación con la lista de hacer y no hacer ha cambiado. La ley ya no es una amenaza; es ahora una meta. Estamos aprendiendo a caminar. Cuando fallamos en obedecer, tenemos la seguridad del perdón, y seguiremos intentando obedecer hasta que Dios nos haga como Cristo.

Lea 1 Corintios 6:12.

Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna.

Conclusión

En Cristo tenemos todo lo que necesitamos: la plenitud del perdón incondicional, y la libertad total. Todas las cosas que las filosofías mundanas intentan prometernos, Dios nos las ha entregado ya en Cristo. No tienes que fingir que el pecado no existe. Pero puedes tener la seguridad de que ya has sido perdonado. Esto no te da libertad para pecar, sino la libertad de esforzarte por llegar a ser como Jesús.

Webinar: Mirar en YouTube

 

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.