Nuevo nombre denominacional

nuevo nombre denominacionalPor Joseph Tkach

Saulo de Tarso estaba totalmente dedicado a la detención y condenación de creyentes cristianos. Pero Cristo tenía otros planes para él. Cuando Saulo viajó a Damasco para capturar más cristianos, Cristo lo encontró en una luz cegadora y lo convirtió en creyente. El cambio que Jesús resucitado obró en Saulo fue tan profundo que las Escrituras comenzaron a usar un nuevo nombre para él: Pablo.

Como un intrigante astuto, Jacob sabía cuidarse. Pero Dios encontró a este nieto de Abraham en el vado del Río Jabbok y luchó con él toda la noche. Cuando vio la tenacidad de Jacob, cambió el nombre de Jacob a Israel para reflejar quién era: uno que lucha con Dios.

Abram y Sarai eran escépticos de la promesa de Dios de hacerlos progenitores de muchas naciones. Pero las promesas de Dios son seguras, así que Dios cambió sus nombres para reflejar lo que Dios los estaba haciendo ser: Abraham, el padre de muchas naciones, y Sara, princesa.

Me han preguntado literalmente cientos de veces durante los años recién pasados, cuando el nombre de nuestra denominación reflejará quienes y qué nos ha hecho ser Dios, desde que él llevó a nuestra iglesia a una transformación espiritual profunda hace casi dos décadas.

Ahora, cuando celebramos el nuevo nacimiento y la renovación espiritual en Jesucristo durante esta temporada de Pascua, me complace decirles que ¡por fin el tiempo ha llegado para comenzar el proceso de cambiar nuestro nombre denominacional!

Los miembros más antiguos recordarán que antes de 1968, éramos conocidos como la Iglesia de Dios de la Radio. Aquel nombre tuvo sentido entonces, cuando la iglesia era pionera de la difusión de radio religiosa. En los años 30, los años 40 y tal vez hasta los años 50, un nombre que incluía la palabra “radio era dinámico y moderno. Pero en los años 60, aquel nombre había comenzado a sonar anticuado. La membrecía crecía, y se estaban estableciendo congregaciones alrededor del mundo. Necesitábamos un nombre que describiera lo que nuestra iglesia había llegado a ser, entonces “Radio” fue sustituido por “Universal”.

Hoy, estamos en una situación similar. No sólo somos una iglesia transformada, sino que hemos encontrado que el nombre “Iglesia de Dios hace que muchas personas nos confundan con grupos que han usado ese nombre mucho más tiempo que nosotros, como las Iglesias de Dios, Anderson, Indiana, y otros. Algunas de estas iglesias son de tendencia Pentecostés, y la mayoría son fundamentalistas. Como “Iglesia de Dios está en nuestro nombre, muchas personas suponen que somos una rama de las muchas “Iglesias de Dios y que compartimos sus puntos doctrinales.

Desde el principio de nuestra transformación espiritual, ministros y miembros por igual han estado pidiendo cambiar el nombre de la denominación. Nuestra fundación doctrinal, el enfoque de misión y la estructura de la iglesia han tenido grandes cambios, y un nuevo nombre señala claramente que un gran cambio ha ocurrido, lo que a su vez sirve para reforzar nuestro testimonio de la gracia de Dios y su intervención en nuestra hermandad.

En El Noticiero de octubre de 2005, los miembros en los Estados Unidos fueron invitados a presentar a sus pastores nuevos nombres de iglesia posibles. Los superintendentes de distrito recolectaron los nombres sugeridos y los enviaron a la Sede. Los miembros, los directores nacionales y los directores de misiones de todo el mundo también fueron incluidos en el proceso.

Nuestro equipo de búsqueda de nombre, que fue designado por la Junta directiva de la iglesia y estuvo formado por varios líderes, hombres y mujeres de varios departamentos en la Sede, examinó los nombres presentado e hizo recomendaciones a la Junta y al Consejo Asesor de Ancianos.

Después de examinar todos los nombres presentados y discutir los viables con mucho detalle, el equipo de búsqueda aisló términos claves que reflejan valores de la iglesia y se misión como denominación evitando términos claves que normalmente tienen que ver con otras denominaciones así como aquellos que están ya en el uso por otras organizaciones.

El equipo de búsqueda de nombre presentó sus conclusiones y recomendaciones a una reunión combinada de la Junta y el Consejo Asesor de Ancianos el 20 de diciembre de 2005. Después de que todos los factores y criterios fueron considerados, la Junta y el Consejo se decidieron por el nombre “Grace Communion International”. La Gracia está en el corazón de nuestros valores y misión como una iglesia transformada. Nuestra unidad espiritual con Dios y unos con otros es reflejada en la palabra Comunión. La palabra Internacional nos identifica como un cuerpo unificado de creyentes que circundan el globo, compartiendo una misma historia y viaje de fe.

La decisión fue anunciada en el número de febrero de 2006 del noticiero IDU Hoy y fue recibida con reacciones variadas. Aunque una mayoría de miembros expresó su apoyo al nuevo nombre, muchos estuvieron incómodos con él, entonces decidimos poner el cambio de nombre en espera, orando que Dios reconfirmaría, con el tiempo, si esto era realmente donde él nos conducía.

Con el pasar del tiempo, el consenso a favor del nombre Grace Communion International siguió creciendo. Aunque no podemos esperar el acuerdo del 100 por ciento para ningún nombre, hemos alcanzado ahora un punto al cual más del 80 por ciento de miembros estadounidenses favorece un cambio a este nombre.

Somos una iglesia que Dios ha cambiado radicalmente de lo que una vez éramos a lo que somos hoy. Nuestro cambio a un nuevo nombre – uno que exactamente describe lo que Dios ha hecho con nosotros – será consecuente con esa transformación.

Por supuesto, la mayor parte de nuestras congregaciones han tomado ya nombres locales, demostrando el valor de poner ante el público un nombre que represente mejor representa lo que nuestro Padre nos ha hecho, por el Espíritu, estar en Jesucristo. El nombre Grace Communion International describe nuestro viaje espiritual juntos, celebra nuestra nueva vida en Cristo, y comunica nuestra teología trinitaria centrada en Cristo.

Como un recordatorio, las iglesias locales, y nuestras regiones internacionales, todavía podrán elegir su propio nombre que puede ser, o puede no ser el mismo nuevo nombre denominacional para Estados Unidos. En algunos países, es hasta prudente que mantengan el nombre Iglesia de Dios Universal o Iglesia de Dios Mundial.

Usted verá el cambio de nombre tomar forma de un modo cuidadosamente orquestado durante los próximos meses. El nombre en inglés “Worldwide Church of God” todavía será nuestro. Nuestra dirección web, www.wcg.org, seguirá perteneciendo a nosotros, y desviará finalmente a los usuarios a una nueva dirección web. Las nuevas publicaciones y otros medios comenzarán a reflejar el nuevo nombre el próximo mes más o menos, pero tenga presente que todo el material protegido por derechos de autor de la Worldwide Church of God seguirá perteneciendo a nosotros, como todo lo que tenga que ver con el nombre Worldwide Church of God.

Alabo a Dios, como sé que usted también lo hace, por todo lo que él ha hecho para nosotros, en nosotros y por nosotros. Nuestro nuevo nombre será un reconocimiento y reflexión del gran amor, piedad y poder que Dios ha mostrado en nuestra hermandad.

Mientras tanto, ¡sigamos en los negocios de nuestro Padre!

Gracias por todo lo que usted hace para predicar las buenas noticias de Jesucristo. ¡Sin las oraciones, apoyo financiero, y lealtad del pueblo de Dios para vivir y compartir el evangelio, no habría ninguna iglesia a la cual ponerle nombre! La gloria sea para Dios, por supuesto, pero sé que él está bien complacido con el celo y amor tan evidente en nuestras congregaciones alrededor del mundo.

tkach-carta¡Que Dios les bendiga con una alegre temporada de Pascua de Resurrección!

Con mucho amor en el nombre de Jesús,

Joseph Tkach

 

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.