Saludos hermanos,

Hoy sábado 4 de agosto tuvimos la alegría de presenciar la obra de Dios en 5 personas más que han decidido voluntariamente aceptar formar parte de la familia de Dios. El bautismo es una ceremonia sencilla pero supremamente significativa en la que el Dios Trino pasa de muerte a vida a una persona por la fe en la obra de Cristo a su favor.

Las Sagradas Escrituras dicen que hay supremo gozo en el mundo espiritual, en los cielos, en el trono de Dios, cuando un pecador se arrepiente. El Señor Dios aplica las palabras que habló cuando el Juan el Bautista bautizó a Jesús: tu eres mi hijo, tu eres mi hija amada, estoy complacido contigo.

Realmente fue un momento gozoso que compartimos con todos ustedes.

Hector y Paulina Barrero

Bogotá, Colombia

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.