»¡Levántate y resplandece, que tu luz ha llegado! ¡La gloria del Señor brilla sobre ti! Mira, las tinieblas cubren la tierra, y una densa oscuridad se cierne sobre los pue-blos. Pero la aurora del Señor brillará sobre ti; ¡sobre ti se manifestará su gloria! Las naciones serán guiadas por tu luz, y los reyes, por tu amanecer esplendoroso.
»Alza los ojos, mira a tu alrededor: todos se reúnen y acuden a ti. Tus hijos llegan desde lejos; a tus hijas las traen en brazos. Verás esto y te pondrás radiante de alegría; vibrará tu *corazón y se henchirá de gozo; por-que te traerán los tesoros del mar, y te llegarán las riquezas de las naciones. Te llenarás con caravanas de camellos, con dromedarios de Madián y de Efa. Vendrán todos los de Sabá, cargando oro e incienso y procla-mando las alabanzas del Señor. Isaías 60:1-6

Ver la luz es llegar a ser luminoso. Experimentar una epifanía (una auto-revelación de Papá, Jesús y el Espíritu) es llegar a ser una epifanía para otros. Esta es una gran parte de mi imagen de lo que significa ser un seguidor de Jesús. Soy parte de una tradición de 2,000 años de personas que han «levantado los ojos» y han comenzado a mirar a su alrededor en luz de Jesús (Isaías 60:4), y por eso vemos las cosas de una manera absolutamente única.

Esto no nos hace perfectos, en todo caso, hace nuestras imperfecciones aún más evidentes. Pero sí nos obliga a tratar con la realidad de maneras de otro modo inalcanzables, y este es nuestro regalo para el mundo. O más bien, es la forma en que Papá ha dado regalos al mundo por medio de nosotros. Nuestro llamado es a tomar la forma de una lente única a través de la cual el mundo pueda ver la vida. Nuestro llamado es ayudar a que el mundo vea las cosas que vale la pena ver.

Veremos y seremos radiantes (Isaías 60:5). Y también ellos.

Epifanía – 9 de enero 2010

• Isaias 60:1-6 • Salmo 72:1-7, 10-14 • Efesios 3:1-12 • Mateo 2:1-12

[gview file=»https://comuniondegracia.org/blog/wp-content/uploads/2011/01/levantate-replandece.pdf»]

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.