La impía Trinidad

La Santísima Trinidad es, por supuesto, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

Esto es lo que he dado en llamar la impía trinidad:

1. La creencia en Dios es unitario, mal humorado y que ve todos nuestros movimientos para castigarnos.

2. La creencia de que Jesús vino de este Dios (y fue, de alguna manera mal definida, el hijo de Dios) para crear el potencial para que la gente pueda salvarse por su propia fe. Jesús cumplió esta misión, cambiando a Dios de estar enojado todo el tiempo a estar enojado sólo parte del tiempo.

3. La creencia de que todos estamos mejor ocupados haciendo cosas de la iglesia para mantener feliz a Dios. Jesús lo contentó un poco, pero él se enoja de nuevo si no hacemos evangelismo personal, buenas obras, no damos el diezmo, etc, etc.

Esta trinidad impía representa, en mi opinión, la teología básica de la mayoría de los cristianos en América Latina y Estados Unidos hoy. La excepción serían aquellos cristianos que no creen que Jesús es el Hijo de Dios. Para ellos, el segundo punto de la trinidad impía es que Jesús fue un profeta que vino a decirnos qué hacer para hacer feliz a Dios y luego nos dejó con muchas cosas para hacer.

No sé ustedes, pero tengo previsto alejarme muy lejos de esta trinidad impía, en todas sus formas y manifestaciones. La única teología que quiero oír, y los únicos pastores que quiero escuchar, son los que me hablan de la Santísima Trinidad: el Padre que ha adoptado, abrazado y salvado a la humanidad en su Hijo Jesucristo y que ha derramado su Espíritu sobre todos nosotros para que podamos compartir la fe de Jesús en el Padre.

~ Jonathan Stepp

Comunión de Gracia

Acerca de Comunión de Gracia

COMUNIÓN DE GRACIA INTERNACIONAL [GRACE COMMUNION INTERNATIONAL], es una denominación evangélica activa en casi 100 países y territorios con una afiliación internacional de alrededor de 42 mil miembros y 900 congregaciones. Nuestra misión es “vivir y compartir el evangelio”. Creemos en la unidad espiritual de todos los creyentes en nuestro Señor Jesucristo. Le invitamos a reunirse con nosotros en nuestros servicios de adoración donde escuchará el evangelio de Jesucristo y conocerá a otros cristianos que están experimentando su relación con Jesucristo, así como usted.

4 comentarios

pues la verdad eso si es cierto y ay q cambiar todo esto xq en la santa palabra de dios dice NO FORNICARAS y es lo primero q asemos y pos no asi q ay q cambiarlo si es q qeremos estar con dios

Para mariano sanchez mendez.

Amigo, uno de los problemas de la masturbación, es que requiere imagenes en tu mente para que sea efectiva. Ahi caes en pornografia y ademas posiblemente adulterio y fornicación ya que basta que veamos a una mujer para codiciarla, y ya hemos pecado (Mateo 5:28). Por otra parte las imagenes pornograficas necesarias para la masturbacion, pueden ir deformando tu mente, de modo que cada vez necesitaras imagenes mas fuertes, y al final pueden redundar incluso en problemas de impotencia, ya que tu cerebro va a requerir mas estimulo de lo normal. Lo mejor es tratar de no caer en este pecado, no solo por lo que dice la palabra de Dios, si no por la misma salud fisica de cada uno de nostros.

Saludes.

Amado hermano, mucho de lo que usted manifiesta es totalmente cierta.

Los lideres de las iglesias cristianas han convertido nuestra doctrina en un compendio legalista, con un Dios castigador y sobre todo interpretando la Palabra principalmente para aumentar las arcas de su congregación, dejando muchas veces de lado el mensaje de nuestro Señor Cristo Jesús, que nos mando Amar los unos a los otros como EL nos amá.

A Dios gracias, hasta ahora no me he encontrado con alguien que me hable de la Santisima Trinidad como un hecho "impio", pero si llegara ese momento, como usted la única teología que quiero oír, y los únicos pastores que quiero escuchar, son los que me hablan de la Santísima Trinidad: el Padre que ha adoptado, abrazado y salvado a la humanidad en su Hijo Jesucristo y que ha derramado su Espíritu sobre todos nosotros para que podamos compartir la fe de Jesús en el Padre.

Un abrazo en Cristo Jesús

Escribe tu comentario: