Tercer Martes de Adviento – 13 de diciembre 2011

«Pero el Señor dijo a Samuel: No mires a su apariencia … porque el Señor no mira como los mortales ven, ellos ven la apariencia externa, pero el Señor mira el corazón». 1 Samuel 16:7

David, el hermano último y menor es ungido por Samuel como rey por su carácter interior, su integridad y su fuerza. El desafío de hoy es ver como Dios ve.

Tómate tiempo hoy… para considerar en tu propia vida ¿cómo coinciden las apariencias externas y las realidades internas?

Enciende una luz… pide a Dios que te ayude a desenvolver el regalo de la integridad en tu vida, una paz interior y bondad que da forma a todo lo que somos y hacemos.

Haz tiempo hoy… para ver en tus relaciones con otras personas, no la apariencia externa, sino la persona real.

One thought on “Integridad

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.