¡El fiel amor del SEÑOR nunca se acaba! Sus misericordias jamás terminan. Grande es su fidelidad; sus misericordias son nuevas cada mañana.  Lamentaciones 3:22-23

Vivir el amor de Dios puede ser costoso y difícil. No siempre vamos a hacerlo bien, y eso está bien. Está bien, porque Dios nunca nos deja de amar. Dios es siempre fiel y verdadero. El amor de Dios es constante, pero nunca el mismo, siempre hay algo nuevo que descubrir y recibir.

  • Tómate el tiempo hoy para que el conocimiento del amor y la fidelidad de Dios llene tu mente y tu corazón.
  • Transforma tu vida... da gracias a Dios por el amor que es nuevo para tí hoy.
  • Haz el tiempo hoy para hacer algo para restaurar la alegría o la fidelidad en una relación.

 

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.