Y Eliseo le dijo: «¿Qué puedo hacer por ti? Dime qué tienes en casa.» Y ella respondió: «Su sierva no tiene en casa más que una vasija de aceite.» 2 Reyes 4:2

Eliseo ayuda a una viuda pobre, cuyos hijos están a punto de ser llevados como esclavos como pago por sus deudas. Él le dice que llene, de su pequeña cantidad de aceite,  tantos tarros como pueda pedir prestados. El aceite sigue fluyendo hasta que sus deudas son pagadas.

Tómate el tiempo hoy… para reflexionar sobre la historia de la vasija de aceite. La fe pone lo poco que tenemos en las manos de Dios y ve lo que sucede.

Enciende una luz… para ofrecer a Dios todo lo que eres y todo lo que tienes – incluso si piensas que no es mucho.

Haz tiempo hoy… para desenvolver el regalo de la fe. Da algo, ofrece ayuda, toma un riesgo… un pequeño acto en las manos de Dios.

One thought on “Fe

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.