TU ESTÁS INCLUIDO
Comunión Internacional de la Gracia presenta: TÚ ESTÁS INCLUIDO, la buena noticia de Jesucristo. Esta es una serie de entrevistas acerca de las implicaciones prácticas de la Teología Trinitaria en nuestro complejo mundo actual. Con nosotros hoy, el Dr. C. Baxter Kruger.

Joseph Tkach: Si todos somos partícipes de la naturaleza divina, ya sea que las personas estén conscientes o nó de su participación en Cristo, ¿cómo se explican entonces ciertos eventos de la historia humana tales como el Holocausto?

C. Baxter Kruger: Bueno, algo de esa enorme proporción de dolor y sufrimiento necesita de una respuesta profunda y detallada, pero hay cosas básicas que podemos decir.

La vida del Padre, del Hijo y del Espíritu no es una vida de computadora. Jesús no está programado para amar a su Padre. Dios es tres personas en una relación y esa vida implica (hablando antropomórficamente), mente, corazón y voluntad de cada una de las tres personas. Por lo que la vida de Dios no existe como algo pre-programado. Existe como una relación real. Pero cada persona es real para la otra persona, así que si el objetivo es la adopción, si el objetivo es crear seres que no son Dios, y luego traerlos a participar en la vida trinitaria, entonces debemos tener también nuestra propia mente, corazón y voluntad. Porque de lo contrario seríamos sólo computadoras (ordenadores) con software cristológico, seríamos robots, y no es ese el punto. Así que tenemos voluntad y decisión. Estamos incluidos en esta relación trinitaria ahora, y para participar debemos hacerlo en base relacional.

Esa es la rendija en la puerta que permite entrar a la serpiente. Porque a pesar de que estamos unidos con el Padre, el Hijo y el Espíritu y participamos en su vida, podemos en nuestra propia mente, corazón y voluntad, llegar a estar muy confundidos y en oscuridad. Y en nuestra oscuridad y confusión, actuar y vivir así, y hacernos daño a nosotros mismos y unos a otros, de forma individual o colectivamente. El Holocausto es un ejemplo extremo de esto. Sin embargo, cualquier forma de asesinato, en la que estemos actuando en nuestra confusión y oscuridad que en última instancia, no somos nosotros, no nos pertenece a nosotros, como criaturas de Dios, se trata del maligno, que es tema de otra plática. Sin menospreciar de ninguna manera el dolor que el pueblo judío sufrió, no sólo allí sino en toda su historia.

Tenemos también esa hermosa escena en el Señor de los Anillos, cuando están en el túnel, y Gandalf está guiándolos a través de la oscuridad y van a través de ese puente y esta criatura demonio viene con fuego y está lamiendolos, el puente se está cayendo y Gandalf sale y cierra el paso y dice: «no pasarán». Y todo tiembla y el demonio vuelve a bajar… cuando vi eso, pensé, lo que Dios ha hecho es que él tiene la estaca en el suelo como la muerte de Jesús. Y él está diciendo, aquí en este lado está la libertad humana. En tu oscuridad puedes hacer esto y esto y esto, y puedes hacer esto a mi creación, y puedes hacerte esto a ti mismo y a otras personas. Pero yo estoy tomando la responsabilidad de su libertad y voy a poner fin a las consecuencias de la misma. Y al final de esto tenemos la resurrección, donde todas las cosas son reatauradas, y recuperamos lo que se había perdido.

El Señor restaura los años que la langosta devoró (en la profecía de Joel). Dios está maravillosamente asumiendo la responsabilidad de darnos libertad y restaurará todas las cosas. Mientras tanto, tenemos que vivir con las consecuencias de nuestra propia oscuridad y lo que nos hacemos unos a otros y a la creación. Quiero decir que tenemos daños al medio ambiente en este momento que van a crear un gran trauma para una gran cantidad de personas en todo el mundo. Y de nuevo, lo que los Judios sufrieron es impensable. Cuando cualquier persona es asesinada las consecuencias para la familia son dolorosas. Ahora, lo que Dios dice es, que no es suficiente para mí castigar al asesino, lo que voy a hacer, lo que busco es recuperar la vida de la persona que es asesinada y restaurar la relación entre el asesino y el asesinado, y traer a ambos lados de la familia de nuevo a la unidad y relación correcta. Esa es la visión del cielo, y del reino de los cielos. Así que a través de la muerte y resurrección de Jesús, él ha puesto fin a las consecuencias eternas del holocausto y lo ha restaurado. ¿Cómo?, no lo sé exactamente.


El Dr. C. Baxter Kruger es fundador y Presidente de Perichoresis, un ministerio internacional sin fines de lucro, y de Mediator Lures, una fabrica de carnadas de pesca. Obtuvo su doctorado con James Torrance en Aberdeen, Escocia. Es autor de: El gran baile, la visión cristiana revisitada, Jesus y el deshacer de Adán, Dios está de nuestro lado, y A través de todos los mundos: Jesús dentro de nuestra oscuridad

Adaptado de “You are included”

Otros programas de esta serie

One thought on “El Holocausto

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.