Oh Dios nuestro, ¿no los vas a detener? Somos impotentes ante este ejército poderoso que está a punto de atacarnos. No sabemos qué hacer, pero en ti buscamos ayuda». 2 Crónicas 20:12

A veces, no importa cuánta confianza trato de proyectar o incluso tener, tengo que admitir que no sé qué hacer. Sospecho que no soy la única. Nos gusta pensar que tenemos las cosas bajo control y que tenemos las respuestas a los problemas de la vida, pero si somos honestos, sabemos que no es verdad. Estamos a merced de muchas cosas fuera de nuestro control.

La única forma de no sentirnos indefensos y totalmente a la deriva, es mantener nuestros ojos en Jesús y confiar en él en busca de ayuda. Él es el que tiene la perspectiva general y sabe que hacer. Él puede y va a luchar contra cualquier ejército – y ganará.

Tammy Tkach

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.