Dinero

¡Saquen esto de aquí!  ¿Cómo se atreven a convertir la casa de mi Padre en un mercado? 
 – Juan 2:16

Las comunidades humanas inventaron el dinero como medio de cambio para bienes y servicios. Pero cuando intentamos usar el dinero a cambio de la gracia y el amor, Jesús se enfada porque el amor de Dios no es una divisa. Pero lo olvidamos y usamos el dinero para comprar cosas materiales para sentirnos mejor. Lo usamos para comprar fuerzas militares para lograr la paz. Intentamos usarlo para comprar la sanidad, el amor y las relaciones afectivas. Pero no podemos comprar la sanidad y la gracia. El amor de Dios y la gracia de Jesús son abundantes y se nos ofrecen sin condiciones. Todo lo que necesitamos es reconocerlos y aceptarlos. Es desde ese lugar de gracia que nos movemos hacia nuestra sanidad, la de nuestras comunidades y la del mundo.

  • Tómate el tiempo hoy para reflexionar sobre la gracia de Dios para todos, que no puede comprarse con dinero.
  • Transforma tu vida decide dejar de hacer un mercado de la casa de Dios.
  • Haz un tiempo hoy para dar el evangelio gratuitamente a otra persona.

 

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.