ana profetiza

«Había también una profetisa, Ana … Llegando a ellos en ese preciso momento, daba gracias a Dios y hablaba del niño a todos los que esperaban la redención de Jerusalén»
Lucas 2:36-38

¿De qué vamos a hablar a las personas en el 2013? La viuda de 84 años de edad, Ana, no tenía dudas. Hablemos con ellos sobre el niño, Jesús.

Ana era una de las pocas mujeres líderes espirituales de Judá. Ella era una profetisa, clasificada a la altura de Débora, Miriam, Sara y Ana. Había vivido su vida de oración a la espera del Mesías.

Por lo tanto, «cuando la bondad y el amor de Dios nuestro Salvador apareció» (Tito 3:4), no pudo contener su emoción. La noticia y ser testiga del nacimiento de Jesús, la energizó completamente. Tuvo que declarar nuestra salvación, que fue «no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho». Los que entendieron tuvieron muchas buenas noticias para difundir.

Una vez que 2013 esté en plena marcha y todas nuestras celebraciones se hayan desvanecido en la memoria distante, ¿todavía hablaremos del niño? ¿Fueron todas nuestras conversaciones acerca de cómo Cristo ha nacido para nosotros meramente coyunturales, y podrán ahora esperar hasta el próximo mes de diciembre? Espero que no.

Aprendamos la lección de Ana. Que el nacimiento de Jesús y su mensaje de salvación nos energicen a lo largo del 2013. No dejes de hablar del niño, el Hijo de Dios. Corre la noticia de que Dios vino a nosotros en Cristo Jesús y que vive todavía con nosotros.

Oración
Padre, gracias por la buena noticia de Jesús. Ayúdanos a ser energizados por su historia para que podamos unirnos con él en la difusión del Evangelio. En el nombre de Jesús. Amén


Autor: James Henderson, líder del Ministerio Nacional de Comunión de Gracia Internacional en el Reino Unido e Irlanda.

Le invitamos a que asista a cualquiera de nuestras congregaciones. Para los detalles de su congregación local más cercana, visite nuestro sitio web, comuniondegracia.org en la pestaña «Iglesias».

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.