4503915648 791fbe6646 consejos belleza
«Y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres». Juan 8:32

¿Qué es la verdad? Otras palabras para verdad son: auténtico, genuino, honesto o real. Así que de nuevo me pregunto ¿cuál es la verdad? No es lo que los demás piensan de nosotras, o incluso lo que los demás quieren que seamos, sino ser lo que fuimos creadas para ser. Fuimos creadas por Cristo y para Cristo (Colosenses 1:16). Fuimos creadas para tener una relación con Jesús. Fuimos creadas para ser coherederas con Cristo (Romanos 8:16-17). Fuimos creadas para ser llenadas por Dios (Efesios 3:19). Fuimos creadas para mostrar el esplendor de Dios (Isaías 61:3).

¿Qué significa mostrar el esplendor de Dios? Significa que nosotras fuimos creadas para tener la verdadera belleza, la belleza interior. A veces es fácil luchar por la belleza exterior, porque eso es lo que quiere el mundo, pero Dios quiere que tengamos la verdadera belleza.

consejos BELLEZA photoEs como si la luz y la belleza de Dios está en mi corazón y se bombea a cada célula de mi cuerpo, mi mente, mis músculos y mis órganos a través de mi sangre. Y con el Espíritu de Dios viviendo dentro de mí, voy a tener esa belleza que irradia de adentro hacia afuera. La gente va a ver la luz en mis ojos. Van a ser atraídos por la alegría en mi sonrisa. Y van a querer encontrar consuelo en mi amistad.

  • Reflexión: ¿Has estado buscando la belleza de este mundo en lugar de descubrir tu verdadera belleza?
  • Aplicación: Pide a Dios que te ayude a cambiar tus pensamientos y deseos sobre la belleza. Comienza a enfocarte más en tu ser interior, y después en tu apariencia externa.
  • Oración: Padre Dios, gracias por haberme creado. Por favor, guía mi camino para encontrar mi verdadera belleza que reside en ti. Ayúdame a crecer en mi relación contigo, para ser llenada por tí y exhibir tu esplendor. En el nombre de Jesús oro, Amén.

Lea otro consejo de belleza:

¿Tu belleza proviene de tu aspecto exterior o de Cristo en ti?
Su atavío no sea el de adorno exterior, tales como peinados ostentosos, joyas de oro o vestidos lujosos. En su lugar, debe ser la de su ser interior, el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios. (1 Pedro 3:3-4) La Biblia nos dice que la verdadera [Lea más…]

Foto por Blisco_O

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.