Primer viernes de adviento – 2 de diciembre 2011

Permítanme traer un poco de agua para lavar sus pies, y el descansen bajo el árbol. Permítanme traerles un poco de pan, para que puedan refrescarse. Génesis 18:4,5

Sara y Abraham reciben invitados, extraños, tal vez ángeles, quizás Dios. Los reciben con agua para lavarse los pies, pan para comer y sombra para descansar. La verdadera hospitalidad es un verdadero regalo.

Tómate el tiempo hoy… para reflexionar sobre los que te dan la bienvenida, y agradecer a Dios por su acogedor amor.

Enciende una luz… y ora por los extranjeros, las personas sin hogar, o los refugiados.

Haz tiempo hoy… para dar la bienvenida a otra persona, para ofrecer otra persona agua, o pan o descanso. Desenvuelve el regalo de la hospitalidad.

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.