No se quedó en la Sede Central

No se quedó en la Sede Central

Jesucristo no se quedó en la Sede Central recibiendo informes sobre el sufrimiento en el mundo aquí abajo y dando palabras de aliento a unos pocos de nosotros desde una distancia segura. No, Él bajó a donde nosotros vivimos, a las trincheras de primera fila… donde luchamos con nuestras ansiedades y la sensación de vacío […]