¿Cuan egoista es tu cristianismo?

EN OTRAS PALABRAS

¿Cuán egoísta es tu cristianismo?

James R. Henderson


La tribuAkamba en Kenia tiene un proverbio: «Mbiti ye mwana ndiisuaikamina». Esto significa: «Incluso la hiena con un cachorro nocome toda la comida disponible, sino que pasa hambre de modo que el cachorropueda comer».
Heaprendido que este principio puede aplicarse no sólo a la comida física, sinotambién a la comida espiritual. Podemos estar tan envueltos en la tentativa de «descubrir»nuestros dones espirituales y entender cuál es la voluntad de Dios para nosotros,probar nuevas técnicas para conseguir un caminar más cercano con Dios, ocualquier número de otras búsquedas enfocadas en lo que percibimos ser nuestrasnecesidades espirituales, que olvidamos que el cristianismo es servir a otros, nosólo enriquecernos espiritualmente a nosotros mismos.
Sinuestro enfoque espiritual principal está en nosotros mismos, ¿no estamos viviendouna forma bastante egoísta de vida cristiana? Pero la vida cristiana no se tratasolo sobre nosotros. Es sobre Jesús, y sobre amar a otros. Hay un mundo ahí afueraque necesita a Jesucristo, y nuestro trabajo es compartir las Buenas Noticiasque él nos a dado. «Comparte lo que tienes entre siete y aún entre ocho»dice Salomón. (Eclesiastés 11:2).
Cuandoesto cobra vida en el Espíritu, hasta la hiena tiene una lección para nosotros.Si más damos, más tenemos para seguir dando. Odisea Cristiana

Disponible en PDF

Escribe tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.