Perdido en Nueva Orleans

Esta historia es una viva imagen de cómo trabaja el cristianismo. No es acerca de normas y reglamentos o de tratar frenéticamente de salvarnos a nosotros mismos. El cristianismo es acerca de ser encontrados, hallados. La vida cristiana es acerca de escuchar al Padre de Jesús pronunciar nuestros nombres, porque al escucharle decir nuestros nombres, experimentamos algo que nunca podríamos crear o mantener por nosotros mismos – una confianza sobrenatural.

leer más